Connect with us

Hi, what are you looking for?

Elintra.com.arElintra.com.ar

Policiales

Orán: González transita sus últimos meses de gestión acusado por denuncias de fraude

Lejos de una transición organizada, el intendente atraviesa conflictos de todo tipo. Desde denuncias por supuestos delitos de fraude, malestar por supuestos aumentos impositivos graves falencias en el sistema de recolección de residuos.

 SALTA – A menos de tres meses de entregar el mando a su sucesor, el intendente electo Baltazar Lara Gros, el aún jefe comunal de Orán, Pablo González, enfrenta días de crisis, en su mayoría por problemas de gestión propia, sin contar las acusaciones en su contra por la supuesta incursión en hecho delictivos.

Lejos del inicio de su gestión, cuando todo era color de rosa, González se retira como el villano de la película. En los últimos días, incluso, la concejal radical Alejandra Pato, anunció públicamente que denunció penalmente al intendente.

Entre tantas irregularidades, la edil sostuvo que se presentó ante la fiscalía penal N°3 y pidió que el jefe comunal sea investigado por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, ocultamiento y adulteración de datos públicos.

Afirmó que tomó esa decisión luego de lo sucedido con un pedido de informes que elevó desde el Concejo Deliberante. A través del mismo, había requerido al Ejecutivo una discriminación de la planta política, pues existe serias sospechas de que González habría asignado sueldos “abultados”, hasta superiores a sus haberes como jefe comunal.

Lo grave, según sostuvo, sería que los supuestos beneficiarios nunca pudieron quedarse con esas sumas, siendo ésta una supuesta maniobra para saquear las arcas municipales. “Por ejemplo, al director de Tránsito se le designó un salario de 366 mil pesos, pero en la realidad percibe mucho menos”, señaló.

En vista de ello, es que la denuncia incluiría esta irregularidad, entre otras que no hacen más que dejar en evidencia la falta de transparencia. Asimismo, también se le achaca a González su intervención en ocho designaciones de cargos dentro del propio concejo, pero que nadie conoce a esos nuevos empleados y muchos menos, qué salarios les fueron asignados.

Al respecto, reveló que se estaría erogando una partida de 33 millones de pesos por mes, solo para pagar sueldos de la planta política. Pero esto no es todo, pues también lo acusan de malversar fondos y por su responsabilidad en una deuda que rozaría los $1000 millones, a los que se agregarían otros 600 millones en concepto de pago a proveedores y un parque automotor que estaría destruido.

Caos e incertidumbre

Según los dichos de la edil, González habría incumplido de manera reiterada con la carta orgánica municipal, al no presentar de manera transparente la planta política en el presupuesto municipal. “Al intendente se hizo una costumbre el no cumplir con la ley 5071”, declaró Pato.

Resaltó que la municipalidad tiene 199 personas en planta política, tanto municipal como el Concejo Deliberante. Sobre el sueldo de algunos de estos cargos, Pato dijo que “hoy no sabemos cuánto cobran, cuál es su honorario, cuál es su situación de cobro en relación a sus salarios. Esto también no da una transparencia en el total que ellos imputan en gastos de esta planta política”.

Más allá de los detalles, aseguró que “ya todo está en manos de la justicia y serán las investigaciones correspondientes” las que determinar la situación ocurrida, a la vez que se mostró preocupada por el estancamiento que todo esto provoca y afecta a la ciudad.

Todo este panorama, cabe señalar, cobra aún más relevancia en el contexto de las negociaciones salariales de los trabajadores municipales, quienes exigen sueldos justos y dignos. Los ciudadanos también están preocupados por la abrupta disminución en la prestación de servicios municipales después de las elecciones provinciales, cuando González sufrió una derrota y dejó de brindar servicios de un día para otro.

En tal sentido, surgieron fuerte rumores de posibles aumentos tributarios, lo que generó molestia general entre los vecinos. La acumulación de basura en las calles disparó quejas y reclamos que apuntan directamente a González por la ausencia de los camiones de recolección en algunos casos, o en otras situaciones, la presencia de los camiones, pero sin la recolección efectiva de las bolsas de basura.