Connect with us

Hi, what are you looking for?

FÚTBOL AMERICANO

¡Sigue vigente! Aaron Rodgers le da la victoria a los Packers en el clásico

El mariscal de campo jugó un partidazo en la victoria ante los Vikings.

Aaron Rodgers

Y qué manera de comenzar la temporada. En uno de los clásicos que le dieron el puntapié inicial a esta temporada de fútbol americano, los Packers derrotaron por 43-34 a los Minnesota Vikings. El encuentro tuvo a un gran Aaron Rodgers que demostró que todavía le quedan cosas que demostrar en la NFL. El mariscal de campo aportó tres pases de touchdown en lo que fue el primer partido de su décimo tercer temporada.

Rodgers disfrutó demasiado de los jóvenes corredores de su equipo y sumó 364 yardas con sus pases. Davante Adams fue uno de los receptores privilegiados de los envíos del histórico mariscal de campo. El  ofensivo de 27 años capturó 14 balones por 156 yardas y marcó dos touchdowns, récord para la franquicia. Los otros dos beneficiados por el brazo de Rodgers fueron Marquez Valdes-Scantling y Allen Lazard, que llegaron en una ocasión a la zona prometida.

Con esta victoria, los Green Bay Packers vuelven a marcarle 40 puntos a los Minnesota Vikings después de 7 años. En aquel encuentro, la franquicia de Winsconsin se llevó la contienda con un 44-31. Los 43 puntos que recibió hoy el conjunto de Minnesota fue la cantidad más alta desde que Mike Zimmer es el head coach. El entrenador de 64 años se hizo cargo de los Vikings en la temporada 2014-2015.

Hay Rodgers para rato

La decisión de los Packers de seleccionar en el draft a un joven mariscal de campo se convirtió en tema de debate para los fanáticos y periodistas de Winsconsin. La elección de Jordan Love en la primera sugería que, para los dueños de Green Bay, Aaron Rodgers está en los últimos años de su carrera. Sin embargo, el legendario mariscal de campo demostró a sus 36 años que todavía le quedan un par de temporadas.

Rodgers completó 32 de los 44 pases que arrojó. Y eso que la gran mayoría de estos incompletos fueron pases a la nada cuando no había ningún compañero abierto. Además, el quarterback por primera vez se fue del estadio de Minnesota sin recibir ningún tackle. Este dato remarca la buena labor de la línea ofensiva que en los últimos tres partidos permitió que Rodgers fuera derribado 12 veces.