Fuente: Twitter oficial de Daniel Ricciardo.

El corredor nativo de Australia recibió dos sanciones y quedó con diez segundos más de lo que había podido marcar en el reloj. En la última vuelta protagonizó dos sucesos diferentes y cayó cinco lugares en la tabla, donde había quedado séptimo. Por desgracia, esa decena de segundos lo condicionó bastante y quedó en el duodécimo lugar de las posiciones finales en el Gran Premio de Francia, donde Lewis Hamilton fue el primero.

Gracias a sus sanciones, Kimi Raikkonen avanzó al séptimo lugar, Lando Norris hizo lo mismo hacia el octavo puesto, Nico Hulkenberg pasó al noveno y Pierre Gasly siguió hacia el décimo. Una verdadera lucha por el escalón siete fue el que lo marcó con los diez segundos de pena, ya que se salió de la pista dos veces para intentar conseguirlo, cuando Lando y Kimi eran los otros que estaban cerca de él.

«Ricciardo empezó a pasar a Norris por fuera en la curva 8. A la salida de ella abandonó claramente la pista y los comisarios determinaron que se había reincorporado en un ángulo que obligó a Lando a salir de la misma para evitar la colisión», fue lo que determinaron los jueces que decidieron las penas. A causa de lo mencionado anteriormente, se decidió penalizar a Ricciardo con diez segundos.

Los mismos también escucharon lo que dijo el piloto australiano al respecto y comentaron lo siguiente: «Los comisarios aceptaron la explicación de Ricciardo de que cuando se estaba reincorporando a la pista bajó considerablemente la velocidad, bajando las marchas y bloqueando el neumático delantero izquierdo. También declaró que la rugosidad de la pista en la curva hizo que el auto fuera más difícil de controlar».

«Sin embargo, se consideró que la secuencia de eventos constituía volver a unirse a la pista de forma insegura, y posteriormente tomó la posición de Norris. Tras el incidente de la curva 8 con Lando, Raikkonen consiguió pasar tanto a Norris como a Ricciardo. Para ese entonces ya había recuperado el control de su auto, los persiguió desde la curva 9 y posteriormente pasó a Kimi. Este defendió su posición en la recta moviéndose ligeramente hacia la derecha».

«Sin embargo, Raikkonen nunca sacó ninguna parte de su auto de la pista y no hizo ningún movimiento a la derecha mientras el auto de Ricciardo estaba a su lado, y no apartó a ningún otro de la pista. Para hacer el adelantamiento, Daniel sacó los cuatro neumáticos del circuito y luego completó el pase, ganando una ventaja», dejaron en claro los sicarios del australiano en Paul Ricard, explicando todo lo sucedido para tomar la decisión.

«Los comisarios revisaron el caso para ver si era una continuación del incidente anterior. Sin embargo, Ricciardo claramente había recuperado el control del auto después de su incidente con Norris y el desvío de la pista fue un incidente aparte. Es por ello que se tomó la idea de que dos sanciones diferentes serian lo mejor y por eso quedaron diez segundos de su resultado final», continuaron diciendo para cerrar el tema.