El destino le daría una nueva oportunidad a Kvyat en Red Bull

El mundo de la Fórmula 1 es históricamente una perfecta «picadora de carne». La presión que existe sobre los pilotos de las escuderías suele generar un estrés importante, y somete a las personas a un estado de presión muy fuerte. Este factor suele ser decisivo a la hora de elegir a un joven capaz de tomar en sus manos un auto de a categoría para desarrollar todo su potencial técnico y deportivo.

Un ejemplo claro en estos tiempos fue lo vivido por el ruso Daniil Kvyat, quién llegó a Toro Rosso, y empezó a cosechar muy buena experiencia y demostró tener una calidad suficiente para ser el elegido en el 2015 por Red Bull como reemplazo de Sebastian Vettel, que se marchaba a Ferrari luego de la obtención de sus campeonatos dentro de la Fórmula 1. El ruso se posicionó con excelente antecedentes para hacer pasar por alto la ausencia del alemán.

Pero las cosas no se dieron como se esperaban. Los resultados no llegaron, aunque algunos puntos en el 2016 le permitieron garantizar su continuidad al año siguiente. Pero, la temporada 2017 fue catastrófica para el joven ruso que fue cayendo en su carrera deportiva hasta ser separado por Red Bull para confirmar la llegada del joven maravilla, Max Verstappen, a mitad de aquel campeonato, y su adición al equipo como compañero de Daniel Ricciardo.

Kvyat volvió a Toro Rosso con el ánimo por el piso y un golpe terrible en lo deportivo que solo profundizó su mal momento. Se sumó a la estructura donde aparecía un ascendente Carlos Sainz que agravaba aun más la crisis del ruso. El futuro de Daniil era incierto. En el 2018 parecía que la F1 le daba la espalda, pero apareció una chance muy importante. Ferrari lo fijó como piloto de prueba y desarrollo. Esto lo mantuvo en el gran circo y le sumo aun más experiencia a su talento.

Ahora la historia vuelve a darle una chance a Kvyat. Volvió a Toro Rosso, demostró estar intacto y con más horas de vuelo sobre un auto de la F1. Logró sobreponerse a la lucha interna que existe en cada equipo, en este caso siempre fue mejor que el recién llegado Alex Albon, quien deja muestras de su talento pero no le alcanza para superar al experimentado Daniil. Esto le permitió revertir la imagen dejada en Red Bull. Los austriacos vuelven a mirarlo fijamente pensando en sus servicios.

Ahora llega el momento de los rumores que acercan al ruso nuevamente a Red Bull. El presente de Pierre Gasly no convence a nadie y los resultados no acompañan al francés, que parece vivir lo que le tocó sufrir a Kvyat hace algunos años atrás. Para algunos dentro del padook de la F1 esto es una vergüenza del equipo austriaco. Pero Franz Tost, director de Toro Rosso, confía que la experiencia ganada por Daniil lo posiciona en un excelente lugar para recuperar su puesto en Red Bull.

«No, no lo veo como una ‘vergüenza’. El factor decisivo en la Fórmula 1 es el rendimiento. Si un piloto tiene el rendimiento, ¿por qué no lo vas a traer de vuelta, si está convencido de que es la elección correcta? Daniil Kvyat es un piloto de Red Bull que actualmente está prestado a Toro Rosso. Veremos cómo se resuelve todo esto en el futuro. Me alegraría si Dany pudiera regresar a un equipo superior como Red Bull. ¿Por qué? Porque creo que él tiene la velocidad. Si todas las circunstancias son correctas, puede desempeñarse muy bien» aseguró Tost.