El excampeón del mundo del año 1992 con un Williams Renault imparable, Nigel Mansell fue muy crítico con los pilotos de la Fórmula 1 actual. El piloto británico es una de las voces más importantes del paddock. Su experiencia y su importante campaña deportiva lo posicionan como uno de los hombres autorizados para hablar de la actuación de sus colegas en pista. Este inglés que logró un título y tres subcampeonatos se mostró contrario a la actitud que hoy muestran los corredores gracias a las bondades que le brindan sus autos.

Nigel aseguró que estos pilotos nunca conocerán un verdadero auto de Fórmula 1. Fue certero en su comentario asegurando que: «Conducir aquellos coches es lo más emocionante y aterrador que podrías hacer en tu vida», comentó el británico que debatió mano a mano en la pista con talentosos como el propio Ayrton Senna o el mismísimo Alain Prost junto a un joven alemán que comenzaba a escribir su historia, Michael. Schumacher. Mansell mantuvo una extensa charla con los medios de prensa europeos y allí destacó ciertas cualidades del auto que lo llevó a ser campeón del mundo.

«El Williams FW11B: nada se acerca a aquel coche, nada en el mundo. Y la Fórmula 1 nunca volverá a eso. Realmente, los pilotos de hoy nunca sabrán cómo se siente un coche de F1 de verdad» aseguró el piloto inglés a quien muchos consideraron más por su tenacidad y temperamento a la hora de manejar que por su exquisitez conductiva. Nigel no poseía una gran calidad de manejo, debía recurrir más a su temperamento y decisión que a una calidad al volante y esto le llevó a ganarse un lugar entre los grandes de la categoría.

Para Mansell los actuales pilotos que compiten en la máxima categoría del automovilismo mundial, nunca sabrán lo que significa ni entenderán las sensaciones de «manejar un verdadero auto de F1«. De esta forma el británico disparó contra los pilotos actuales que deben debatirse entre su calidad de manejo y el avance de la tecnología que ayuda muchísimo a desarrollar todo el potencial técnico que brinda un bólido actual. Sin dudas las diferencias entre los autos radica fundamentalmente en el proceso tecnológico que avanzó y a modificado rotundamente las maneras de manejar de los pilotos.

El británico que hoy posee un club de Golf y todavía se mantiene ligado a la Federación Internacional del Automovilismo, FIA se pasea por el paddock de la Fórmula 1 trabajando junto a las categorías de monoposto menores fue concreto cuando tuvo que hablar de aquel Williams que parecía imbatible en una época de la categoría donde cerca de diez pilotos se postulaban para el triunfo en cada competencia. El Williams FW11B fue un revolucionario auto que marcó una tendencia ganando más de la mitad de las competencias disputadas entre 1991 y 1992.

«En la clasificación tenías hasta 1.500 caballos de potencia y se dice que BMW tenía más. En cada curva a la que llegabas el coche estaba literalmente tratando de matarte», destacó Nigel, con cierta exageración que posiciona su comentario en un nivel aún mayor para destacar el talento que desplegaban los pilotos de su época. Esto le valió obtener su único título mundial pero le permitió mantenerse en la lucha y alcanzar tres veces el sub campeonato mundial de la categoría.

Por su tenacidad y su valentía al volante el inglés se ganó el apodo de «El León». Hoy fijó su posición en una entrevista que dio a medios especializado generando un nuevo debate. Una vez más aparece la chance de discutir cuál momento de la Fórmula 1 fue el más destacado de su historia y cuáles fueron los pilotos más importantes por sus cualidades de manejo. Muchos piensan que todo tiempo pasado fue mejor, otros aseguran que el poder de la tecnología destruyo el talento natural de los competidores. Lo cierto es que la F1 sigue siendo esa categoría que seduce y atrae a todos los corredores del mundo.