Romain Grosjean está en la cuerda floja

La disputa del GP de Alemania comenzó con el dominio de Sebastian Vettel en la primera sesión de entrenamientos, junto a su compañero Charles Leclerc. Los rumores sobre pases de pilotos y algunos que tendrían las horas contadas dentro de la Fórmula 1 no pararon de recorrer el paddock de la máxima categoría del automovilismo mundial. Ahora le tocó el turno a Romain Grosjean quien parece estar seriamente cuestionado dentro del equipo HAAS F1 por su pobre rendimiento durante la primera parte de la temporada.

Ya se escucharon algunos nombres que suenan como posibles sustitutos del francés que por ahora sostiene su continuidad dentro de la F1. Nico Hulkenberg y Esteban Ocon serían los que corren con cierta ventaja sobre cualquier otro piloto que pueda a mostrarse como candidato para sumarse al equipo en la temporada 2020. El desempeño del francés abrió una serie de dudas luego de la primera parte del año. Los puntos que debería tener el equipo se escaparon por errores de Ramain y eso se paga caro.

Mientras tanto, el joven piloto muestra una imagen de suma confianza propia. «Estoy razonablemente contento con mi temporada. Tengo un problema en clasificación, habitualmente mi punto fuerte, sin duda debido a una cuestión de comprensión de mis neumáticos, pero en carrera soy sólido en comparación con mi compañero y el feedback técnico que aporto al equipo siempre es bien recibido. No tengo una bola de cristal pero pienso que puedo casi afirmar que seguiré en F1 en 2020. No puedo deciros el color de mi coche. Claro que al mismo tiempo nada indica que HAAS F1 siga de negro el próximo año».

Tal vez la principal figura para reemplazar al francés es justamente un compatriota suyo, Esteban Ocon. Para ello Mercedes Benz ha señalado que podría liberar al joven piloto de pruebas de la escudería alemana para concretar su acuerdo con HAAS F1. Ocon logró mantenerse ligado a la F1 luego de ser dejado de lado por el equipo Racing Point ante la llegada de Lance Stroll que se sumaba al equipo a partir de que su padre tomó las riendas de la escudería.

El equipo HAAS F1 esperaba estar mejor posicionado a esta altura del campeonato. Es una de las estructuras que busca afianzarse en el segundo grupo detrás de los equipos fuertes de la categoría. La apuesta fue importante para este año y las proyecciones lo ubicaban en una mejor posición cuando la temporada llegara a la mitad del calendario. Pero, hoy los resultados no acompañan. McLaren y Renault parecen estar mejor posicionados en la grilla de campeonato de equipos.

Más allá de los rumores, Romain Grosjean busca quedarse en el equipo y dentro de la F1. Este viernes los resultados han podido darle cierto grado de tranquilidad al francés, terminando en la octava posición y siendo el mejor representante de la escudería. La contracara fue su compañero que tuvo problemas técnicos en su unidad y provocó la única bandera roja que tuvo la sesión inicial de ensayos. Esto lo ubica en una buena posición para esperar el desarrollo de resto del fin de semana en el GP de Alemania que pude empezar a definir su futuro.

Por ahora solo son rumores. Es cierto que se escuchan cada vez más fuertes y solo el propio Romain Grosjean será el encargado de hacer desaparecer estas posibilidades que tiene otros pilotos de ocupar la butaca. En Alemania puede ser el punto de despegue de Romain, quien hasta ahora está en deuda con su talento y su capacidad para demostrar que tiene todo para seguir dentro de la Fórmula 1 de la mano de un equipo emergente como el HAAS F1.