Inexplicablemente Mercedes y Hamilton lograron la pole

La clasificación del GP de Alemania fue como una moneda tirada al aire para determinar el más rápido. Todas las miradas se concentraron en Ferrari, que fue superando los escollos en pista y construía una firmeza capaz de posicionarlo como los principales candidatos. Pero el automovilismo es un deporte impredecible. La suerte siempre tiene una carta de más para jugar cuando el destino desee intervenir en la historia. Este sábado el universo se complotó para darle a Mercedes Benz una nueva pole y lograr que Lewis Hamilton alcance por primera vez el mejor registro clasificatorio en Hockenheim.

La sesión comenzó con un fuerte cimbronazo para el equipo Ferrari y para Sebastian Vettel. El alemán salió a pista y apenas algunas curvas después, el excampeón del mundo avisó por radio que su auto había perdido potencia. Inmediatamente la orden de su box fue volver a los pits para intentar solucionar el problema. Un par de minutos después de ingresar el alemán se bajó de su unidad terminando su clasificación sin registrar un tiempo. El circuito se silenciaba ante la sorpresa de ver como su piloto quedaba fuera de las chances clasificatorias.

El segundo golpe fuerte que sufrió Ferrari fue en el inicio de la Q3 cuando el auto de Charles Leclerc presentó algunos inconvenientes técnicos y el reloj abrió la última manga clasificatoria. Las esperanzas de equipo se mantenía mientras los mecánicos trabajaban desesperadamente para intentar solucionar el inconveniente. Mientras tanto sus rivales, Hamilton, Bottas y Verstappen se aseguraban un registro para pelear por la pole. Pero nada cambió en el box italiano y el monegasco tuvo que bajarse de su SF90, y dar por terminada la sesión sin registrar tiempo en el último corte.

Leclerc se mostró muy veloz en la última sesión de ensayos del sábado y luego empezó pisando fuerte la tanda clasificatoria. La Q1 era un paseo para la Ferrari del joven piloto, y todo empezaba a mostrarlo como el principal candidato. En el segundo corte, el monegasco no pudo mantener el primer lugar, pero nada hacía creer que el motor estaba herido. Lamentablemente, la confiabilidad volvió a jugarle en contra a Charles que tenía en sus manos la chance de quedarse con el mejor tiempo en Alemania.

Al final Lewis Hamilton sacó a relucir todo su talento para acceder a la mejor posición de largada, quedándose con el mejor registro clasificatorio con 1m11s767 y así se imponía por primera vez en la clasificación alemana. Detrás quedaba ubicado Max Verstappen que es el gran retador. Ya sea para Ferrari o para Mercedes el holandés siempre ha sido la piedra en el zapato. Con el Red Bull, Max registró 1m12s113 y así desplazaba a Valtteri Bottas de la posición de escolta, algo que a esta altura es bastante complicado para el finlandés que busca quedarse en el equipo en la temporada 2020.

Una grata sorpresa fue la actuación de Pierre Gasly que luego del duro golpe del viernes supo sobreponerse y salir con más fuerzas a clasificar. Se metió en cuarto con 1m12s180, demostrando que el trabajo realizado por el equipo fue muy bueno y él no sufrió un golpe psicológico sobre su presente ante la adversidad. Detrás de los cuatro primeros las posiciones se fueron resolviendo sobre el final de la tanda con el Alfa Romeo de Kimi Raikkonen, volviendo a marcar el rumbo del segundo pelotón.

McLaren se recuperó y peleó duro con Carlos Sainz, que fue a buscar la posición de Romain Grosjean con el HAAS. Al finalizar la sesión el equipo americano logró imponerse, y asegurarse la sexta posición dejando al español en la séptima ubicación de largada para este domingo. En la octava posición quedó Sergio Pérez con el Racing Point. Por otro lado, el noveno fue Nico Hulkenberg con el Renault. La décima colocación quedó para Charles Leclerc, sin tiempos en la última parte de la tanda.