Leclerc confirma un mal momento de Mercedes Benz

La última sesión de ensayos de la Fórmula 1 disputada en el circuito alemán de Hockenheim fue un duro cachetazo para Mercedes Benz. La escudería se vio relegada por Ferrari, justamente en el marco del GP de Alemania, donde la escuadra campeona del mundo busca afirmarse como dominadores absolutos. Las complicaciones técnicas han dejado una imagen negativa tanto en el auto de Lewis Hamilton, como en el de Valtteri Bottas, quienes estuvieron detrás de los autos italianos a lo largo de toda la tanda.

Desde el inicio de la actividad en pista los autos rojos dominaron los registros. Los ingenieros trabajaron intensamente en diferentes elementos y modificaciones. Tanto Leclerc como Vettel demostraban que los tiempos rápidos salían de manera inmediata, acusando perfectamente todos los cambios que se proponían en los modelo SF90 de ambos pilotos. Entre ellos fueron presentándose la punta del clasificador y mejorando la performance en cada giro.

La contracara de esto fue Mercedes Benz. La escuadra alemana no pudo seguir el ritmo de sus rivales. Por más de 20 minutos el auto de Lewis Hamilton se mantuvo en los boxes, obligando a los mecánicos a trabajar arduamente sobre algunas dificultades que mostró ese W10, que no pudo prácticamente entrenar con total normalidad. Recién faltando 13 minutos para terminar la sesión el inglés pudo volver a pista. Por el lado de Valtteri Bottas, que se mantuvo en pista, nunca pudo acercarse a Ferrari para pelearle el ritmo y el dominio de los entrenamientos.

Esta situación también fue muy bien aprovechada por Max Verstappen, que se coló entre las dos Ferraris con su Red Bull para mostrarse firme, veloz y con un auto muy equilibrado para anotarse como candidato. El holandés volvió a ser ese piloto agresivo, frío y contundente que conocemos. Max logró meterse entre Leclerc y Vettel y eso significa volver a ver una dura lucha entre el monegasco y Verstappen, sin olvidar al excampeón que busca encauzar su destino.

Al finalizar la sesión, los tiempos mostraron todo el potencial de ‘La Casa de Maranello‘ con un dominio absoluto de Leclerc, quien registró 1m12s380 dejando en claro el avance y las mejoras en los tiempos en relación a la temporada pasada. La segunda posición fue para el holandés de Red Bull, quien marcó 1m12s548, terminando a 0s168 de la punta, superando a Sebastian Vettel que selló su mejor vuelta rápida con un tiempo de 1m12s644 y marcando una diferencia con su compañero de equipo de 0s264.

La decepción en los tiempos fue Mercedes Benz, que deambulo en una serie de dudas y complicaciones técnicas. El finlandés Valtteri Bottas fue el mejor de la escudería terminando cuarto, pero con una diferencia que supera el medio segundo con Leclerc. Una realidad que pocos podían esperar para este GP de Alemania. El inglés Lewis Hamilton también dejó una imagen negativa. Apenas pudo alcanzar el puesto 6 detrás del HAAS de Kevin Magnussen, algo que era impensado hasta hace tres competencias atrás.

Detrás de ellos las cosas parecen acomodarse a la lógica. Apareció el McLaren de Carlos Sainz para meterse dentro de los diez, y recuperar el potencial de su auto que durante los ensayos del viernes había quedado algo relegado. También se vio una recuperación de Pierre Gasly quien luego de golpear su Red Bull en la segunda sesión de práctica, obligó al equipo a trabajar intensamente para ponerlo nuevamente en pista. El francés cumplió en estos entrenamientos para revertir un mal viernes.