Para Kvyat este fue el mejor fin de semana en su vida

La vida dentro de la Fórmula 1 parece una constante carrera donde cada momento es definitorio. Suele marcar el destino de cada piloto en el día a día. Este fin de semana el ruso Daniil Kvyat logró retornar al podio con un auto claramente inferior a varios de la grilla de partida de la categoría. Pero el ruso tenía otro motivo para festejar. No solo haber subido al tercer puesto, sino que además, la noche del sábado se convirtió en papá.

El Toro Rosso suele ser el laboratorio permanente del equipo Red Bull, siempre busca en ellos el desarrollo de diferentes elementos que luego son utilizados en el equipo austriaco. Kvyat fue piloto de Red Bull, y llegó a fuerza de grandes resultados, por demostrar tener la calidad conductiva para ser parte de equipo que alguna vez dominó la Fórmula 1. Pero su paso no fue bueno. Las cosas no salieron como se esperaban, y a mitad de temporada tuvo que bajarse justamente para darle su lugar a Max Verstappen.

Pero la vida le dio revancha. Luego de su paso por Ferrari como piloto de pruebas, volvió a Toro Rosso y ahora no solo logra este tercer puesto, sino que ha vuelto a demostrar estar capacitado para regresar a enfrentar el desafío de manejar un Red Bull. Ante los rumores de alejamiento de Gasly, Kvyat aparece como una de las claras opciones que tienen los austriacos para conformar el equipo de la temporada 2020, acompañando a Max Verstappen.

El piloto ruso logró un excelente resultado gracias a la estrategia que trazó el equipo durante la competencia. La escudería se adelantó a todos los demás en tomar la decisión de cambiar los neumáticos, aprovechando que la pista sufría una modificación. «Primero pensé que montar el neumático liso no era el momento, luego me di cuenta de que era el mejor momento. Salí tercero de las paradas, adelanté a Stroll y luego llegó Vettel con un coche más rápido y me pasó. Pero ha sido increíble, es increíble estar de nuevo en el podio y hacerlo con Toro Rosso» comentó Daniil

Además, el ruso resaltó este momento que le tocó vivir en Alemania diciendo: «Después de tantos años, subir al podio con ellos es increíble, de verdad. Una carrera muy loca y me ha salido bien todo para acabar tercero, estoy muy contento. Ha sido una película de terror, por momentos pensaba que había terminado la carrera para mí y, como en una montaña rusa, de repente estaba luchando por el podio» explicó Kvyat dejando en claro las dificultades que presentó el GP de Alemania producto de las condiciones del clima adverso.

Pero también tuvo tiempo para acordarse de la familia. El sábado por la noche mientras Kvyat intentaba buscar esa concentración y el descanso pensando en la competencia del domingo, la vida le daba una gran noticia. Llegaba al mundo su primera hija. «Es un podio increíble, es algo surrealista… Ayer nació mi hija y hay quien dice que después del nacimiento de tu hijo vas más lento pero no es verdad»

El ruso de 25 años se convirtió en padre el sábado por la noche. No se conoció el nombre de su hija, que tuvo junto a su novia Kely Piquet con quien todavía no contrajo matrimonio. Asimismo, los rumores en el paddock de la Fórmula 1 ya hablan de una posible boda en los próximos meses luego de la gran noticia conocida en las últimas horas. De parte del piloto no se confirmó ninguna noticia por el momento, habrá que esperar.