Gasly sigue sin convencer a Red Bull sobre su continuidad

La situación de Pierre Gasly en el equipo Red Bull es desesperante. Ya se hace insostenible el plan de trabajo que trazó la escudería para lograr terminar esta temporada con una posición clara para el año 2020. La escudería buscará pelearle el campeonato a Mercedes, o a quien aparezca en el horizonte. El francés llegó a esta parte de certamen con una imagen muy pobre, que se sostiene en algunos resultados parciales que no son suficientes para mantener su butaca. Y su puesto como compañero de equipo de Max Verstappen peligra.

Esta primera parte de la temporada encuentra a Gasly con 63 puntos en doce competencias. Eso parece inadmisible para un piloto de Red Bull que comenzó el año buscando su identidad, luego del cambio de impulsores. Y la llegada de Honda, que cargaba la responsabilidad de demostrar un desarrollo capaz de posicionar a los austriacos como los principales rivales, superando inclusive a Ferrari. Esto se dio pero Gasly se mantuvo un escalón más atrás, y eso incomoda a los máximos responsables de la escudería.

Pero el problema se potencia con el excelente trabajo realizado por Max Verstappen, que logró dos victorias cuando nadie las esperaba y suma 181 unidades superando a los dos rivales de Ferrari. Ahora llega el momento del receso y tomarse un tiempo para reacomodar las prioridades y los objetivos. Allí Gasly descubre su última y definitiva chance para salvar su lugar en Red Bull. Este paréntesis puede ayudar al francés a redireccionar su mal momento, y recuperar ese potencial que lo llevó a sentarse en la butaca de la escuadra austriaca.

De esta forma lo entiende Christian Horner: «Gasly necesita tomarse un tiempo libre durante las vacaciones de verano, reflexionar sobre la primera mitad de la temporada y aprender la lección para afrontar la segunda mitad del año». Es evidente que los tiempos y las posibilidades para Gasly son limitadas. Ya no cuenta con el total apoyo de los principales responsables de la escuadra. La segunda mitad será decisiva y con una elevada cuota de presión.

«Es vital para nosotros, si tenemos alguna posibilidad de atrapar a Ferrari, que termine más adelante las carreras. Ha sido un fin de semana frustrante. Su salida no fue genial, la primera vuelta no fue genial y no debería estar compitiendo contra los Alfa Romeo y los McLaren. Necesitamos que compita contra los Ferraris y los Mercedes. Todo lo que podemos hacer es intentar ayudarle a lograr eso» aseguró Horner que parece guardar alguna esperanza en Gasly.

Además, el británico declaró que: «Vamos a ayudarlo, es lo que haremos, porque no tener dos coches corriendo en la parte delantera nos hace daño, particularmente en el Mundial de equipos donde hemos anotado en Hungaroring la misma cantidad de puntos que Ferrari en una pista donde deberíamos haber sacado más que ellos», asegura Horner que deberá recuperar al piloto que llegó a su equipo con los pergaminos suficientes que hasta acá no mostró en pista. Sin embargo, dejó algunas esperanzas para que pueda sumarse a los primeros lugares.

También Helmut Marko tuvo algunas palabras en relación a Pierre Gasly a quien le garantizó que no será separado de la estructura durante este parate de verano, a pesar de haber sido duro en sus conceptos luego del GP de Hungría. «Perdió posiciones desde el principio y aquí es extremadamente difícil adelantar. No es el mejor cuando se trata de adelantar, hemos visto con otros lo difícil que es, así que sí, perdió todo en la salida. Ahora nos vamos al parón de verano, después seguiremos mirando».