Para Vettel su actuación apenas alcanza un 5 en esta primera parte

Esta temporada no es lo que Sebastian Vettel esperaba para su año. El alemán ha cometido muchos errores. Esto sumado a varias falencias que mostró Ferrari durante la primera mitad del torneo que hasta acá lo encuentra sin lograr un triunfo siquiera. Aquella victoria en Australia, que luego no fue tal por esa maniobra con Hamilton, le costó una sanción y así se le esfumó el triunfo. No fue suficiente para apaciguar los malos momentos vividos en estos meses del 2019 y la distancia que existe entre él y los ‘Tifosis’.

La Fórmula 1 llegó al parate de verano. Es el momento de hacer un primer balance para reacomodarse, y seguir adelante con la mirada puesta más en la próxima temporada que en lo que resta de este año. Vettel también hace su balance, un análisis de una temporada que para él no ha sido nada buena con un equipo que le dio un auto capaz de pelear, pero no de imponer una superioridad. Está en condiciones de competir en algunas pistas con Mercedes que es la referencia, pero todavía faltan reducir errores de equipo.

En su análisis Vettel es sincero y a la hora de imponer una nota a su trabajo demuestra un alto grado de exigencia. Apenas llega a un cinco en una escala del 1 al 10. «Un cinco, no estoy contento con la primera mitad. Creo que me costó estar delante. Cinco es mi número, así que un cinco», añade el alemán que intenta ser firme, pero también se encuentra un punto de relajación cuando intenta trazar un paralelo con el número que porta su Ferrari SF90.

Hoy, el excampeón del mundo en cuatro oportunidades se encuentra a 94 puntos del líder del certamen. No ha obtenido victorias todavía, y apenas en seis ocasiones subió al podio de una competencia. Es cierto que en Alemania largando último llegó a ser segundo. Sin embargo, no alcanza para las exigencia de un piloto que debe ser líder por sus antecedentes, y por su equipo que es el más importante de la categoría. Hace más de una década que la escudería no logra recuperar el título mundial.

«Creo que hemos probado muchas cosas, siendo justos. Obviamente, queríamos sacar más, así que siempre estás buscando más, pero creo que puedo hacer un trabajo mejor en la segunda mitad» disparó Vettel. Es consciente que debe mejorar. Ferrari exige, aunque a esta altura pensar en una posible disputa del título con Hamilton es casi imposible. Además, apareció en escena Max Verstappen con un Red Bull que ha crecido a pasos agigantados, complicado aún más este intento de recuperación de ‘La Casa de Maranello’.

El equipo inició la temporada mostrándose firme y contundente en las pruebas de invierno realizadas en Barcelona. Sin embargo, a la hora de traducir todo ese desarrollo en las pruebas del campeonato, Ferrari empezó a perder confianza, el equipo cayó en un pozo que fue aprovechado por Mercedes. La escudería británica volvió a mostrarse firme y segura, golpeando no solo en lo técnico, sino también en lo mental y desnudando falencias importantes en el equipo italiano. Fallas del equipo que fueron más propias de la organización interna, que de cuestiones técnicas.

Ahora el desafío pasa por equilibrar la balanza. El alemán confía en tener las herramientas válidas para enfrentar la segunda parte de la temporada con más firmeza, con mucha más confianza que las dudas que lo llevan a ser exigente con él mismo, calificando su trabajo con apenas un cinco. Demostró tener fortaleza mental. Si el auto lo acompaña y en Ferrari organizan los trabajos internos, el alemán podrá salir en la segunda parte mucho más competitivo que en esta etapa que acaba de finalizar..