Sainz tiene los pies sobre la tierra e intenta ser cauto

Sin dudas el equipo McLaren fue el que mas avances a logrado desde el inicio de la temporada hasta acá. El receso de verano marca un momento muy importante para los de Woking que dejan en claro que encontraron el camino de la recuperación que tanto tiempo y dolores de cabeza le costó. Con la llegada de Carlos Sainz y Lando Norris más el desembarco de Alexander Siedl, lograron una combinación que logró ensamblarse de la mejor forma y los resultados empezaron a aparecer de manera inmediata.

Haberse instalado definitivamente como la referencia en el segundo pelotón detrás de Mercedes, Ferrari y el Red Bull de Max Verstappen, es la clara confirmación que el equipo británico logró llegar a un punto importante en su potencial y fortalecerse en esa posición venciendo con Carlos Sainz al propio Pierre Gasly quien no puede hacer pie en un Red Bull que cada día le cuesta más llevarlo. Pero el español es cauto e intenta no marearse con este momento.

«No creo que dure mucho esta pequeña distancia con Pierre Gasly, desafortunadamente, pero demuestra lo bien que lo hemos hecho hasta el momento y lo consistentes que hemos sido desde Bakú. No sé cuántos puntos he conseguido, pero ha sido algo increíble» sostiene Carlos Sainz que hasta esta parte del año ha logrado hacer un trabajo impecable no solo para desarrollar el auto sino también para interpretar el trabajo de un equipo que fue mutando desde el inicio con los cambios que sufrió.

«En las tres primeras carreras hemos tenido muy mala suerte, las cosas no salían. Desde Bakú, el trabajo duro del invierno y el que he realizado en la fábrica, ha visto sus frutos. Rendimos todos los fines de semana con una gran estrategia, grandes paradas en boxes, buenos domingos y así es como debemos seguir» aseguró el madrileño que busca fortalecerse dentro de la parrilla de la Fórmula 1 sabiendo que este proceso todavía esta en la faceta inicial y será un camino largo para obtener el resultado final.

Ahora el desafío es otro. Hay que sostener too lo bueno echo hasta acá y mejorarlo. Una tarea que exige una gran concentración y saber sobrellevar la presión que fue generando los buenos resultados. Sainz tiene los pie sobre la tierra y es sincero de cara al futuro. La primera parte fue muy buena pero la segunda etapa el año será definitoria pensando en la temporada 2020 donde McLaren deberá rendir enfrentando otras exigencias.

«No creo que podamos salir de la zona media en la segunda mitad de temporada. Mejoraremos el coche algunas décimas, pero el resto también, así que hay que ir con cuidado» sostiene Carlos Sainz que intenta ser cauto y no volar más alto de la realidad para saber enfrentar los desafíos que los esperan al regreso de las vacaciones de verano. Todavía queda toda una segunda parte de la temporada para confirmar el adelanto tecnológico que demostró McLaren.

Además, Sainz detalló que: «Debemos asegurarnos de que vamos en la buena dirección en el coche de este año para aprender de cara al año que viene. Creo que ese es el principal objetivo de la segunda mitad de temporada, aprender del monoplaza y tener todo en orden para el año siguiente». Este es un auto que nació bien y que logró asimilar los cambios y los desarrollos de una buena forma y eso logra acortar mucho los caminos sabiendo que cuentan con una muy buena base para la próxima temporada.