Luego de las jornadas de ensayos realizadas por el español Fernando Alonso sobre la Toyota Hilux V8 4×4 que utilizó que príncipe qatarí Nasser Al-Attiyah y que le permitió ser el último ganador de la prueba más exigente que tiene el automovilismo mundial como es el Dakar, los elogios no tardaron en llegar y destacar principalmente el talento demostrado por el asturiano al mando de un vehículo que es totalmente desconocido para él y en la que se adaptó de manera inmediata al sistema de manejo.

Así lo demostró el máximo responsable del equipo de origen japones además de ser el director del equipo Toyota Gazoo Racing Sudáfrica, Glyn Hall y principal responsable en el proyecto que llevará al español a correr la edición 2020 del Dakar en las arenas de Arabia Saudita por primera vez luego de abandonar Sudamérica donde corrieron a lo largo de toda una década. Alonso desarrolló dos días de pruebas en las arenas de Namibia, un escenario que se asemeja mucho a las exigencias que enfrentará en el mes de enero del año 2020.

«La evolución de Fernando esta semana ha sido asombrosa. Está claro que tiene un talento inmenso y le está dando un buen uso en su paso de competir sobre asfalto a hacerlo sobre pistas de tierra y arena» sostuvo Hall sin escatimar elogios para el español que estuvo asesorado por el francés Giniel de Villiers quien también estuvo cerca durante las pruebas del mes de marzo que fue el primer contacto del español con esta unidad.

«Es importante que vaya asimilando las sensaciones del coche en las dunas. Al mismo tiempo, también es importante que aprenda a leer y gestionar una amplia variedad de tipos de terreno» aseguró Glyn Hall destacando la adaptación de Fernando Alonso a uno de los factores más importante que tiene este tipo de competencia. Recordemos que para ello contará con la navegación de Marc Coma que posee una gran experiencia en ese sentido por haber corrido el Dakar en Moto y haber ganado en cinco oportunidades esta competencia.

Además Glyn Hall también aseguró que: «Hasta ahora ha afrontado el pilotaje del Hilux consciente del objetivo inicial y estamos deseando continuar con su desarrollo en la próxima cita del Campeonato de Sudáfrica de Rallyes Todo Terreno, que tendrá lugar en septiembre» comentó el máximo dirigente del equipo abriendo una hace para que Alonso esta presente en la competencia de estas características en el continente africano.

La idea de Toyota es que el español siga adelante con diferentes pruebas que pueden ir modificándose en los lugares de desarrollo esperando enfrentar al piloto asturiano a distintas características de los posibles terreno y superficies con los que se encontrará en el mes de enero a la hora de correr la edición 2020 del Dakar. El pan de trabajo contempla la participación de Alonso en el Rally de Marruecos en el mes de octubre, algo que todavía no esta confirmado.

En los próximos días se confirmarán los pasos a seguir en este proceso que inició Alonso junto a Toyota con el objetivo de llegar al mes de enero del año 2020 en las mejores condiciones para que el español realice su primera experiencia dentro de la competencia más exigente que tiene el automovilismo mundial. Esta vez estrenando país ya que luego de haberse instalado en Sudamérica durante diez año, los organizadores decidieron trasladar la carrera a las arenas de Arabia Saudita para un nuevo desafío.