Enojo en Alfa Romeo por el choque con Max Verstappen

Fuente: Twitter oficial de Alfa Romeo F1.

La primera curva de la carrera fue casi un lamento para Kimi Raikkonen y desde su equipo terminaron furiosos por lo que ocurrió con el neerlandés de Red Bull. El toque en la primera curva de la competencia los condicionó a ambos, tal es así que el más joven quedó fuera de competencia a los pocos segundos y ninguno pudo salir sonriendo del Gran Premio de Bélgica, en el circuito de SPA. Charles Leclerc se quedó con la carrera y homenajearon al fallecido Hubert.

«No sé qué pasó con Verstappen. Pero vino de la nada, incluso estaba detrás de Pérez antes de la frenada. Trató de ir por dos autos en la primera curva, y es estúpido porque en SPA puedes adelantar y tienes espacio para hacer algo posteriormente. No estamos en Budapest ni en Mónaco. El auto estaba completamente dañado, nos faltaba la mitad del piso», fue lo que comenzó diciendo Fred Vasseur, jefe de la marca italiana.

«Lo revisamos y no vimos nada ilegal en las imágenes. Realmente creemos que fue uno más de los que se ven en una pista. Obviamente lanzamos de inmediato el auto de seguridad, pero una vez que se despejó, lo miré y se determinó que, literalmente, fue la curva 1, la primera vuelta, era un incidente de la carrera y no había más acciones por tomar», expresó Michael Masi, director de la carrera, por lo que desataron aún más el enojo de los de Kimi.

Max Verstappen destacó no tener culpa alguna de lo sucedido, pero tampoco le dio el peso al finlandés, diciendo: «Fue un toque normal al arranque. No sé por qué, pero tuvimos un pequeño revés y eso fue todo, nada más. Y después de eso, intenté mantenerme adentro y creo que Kimi solo esperaba estar completamente enfrente de mí. Por supuesto, frené un poco más tarde que los otros dos, pero aún era muy temprano. En un momento dado, hizo su línea normal y no pude ir a ninguna parte».

«Max tuvo una carrera notable desde Hungría el año pasado, donde terminó entre los cinco primeros en cada gran premio. Veintiún carreras o lo que sea que haya sido, pero fue así. Fue casi una repetición de acción del incidente aquí en 2016 con Kimi nuevamente. No creo que haya tenido culpa alguna de lo que pasó, pero de todas maneras fue Verstappen quien quedó fuera de carrera», acotó Christian Horner, jefe de Red Bull, defendiendo a su piloto.

«Tal vez es un punto ciego para Kimi y gracias a ello se dio el choque. Es un incidente de carrera, normal como cualquier otro que pueda pasar en pista. El problema es que habíamos tenido un mal comienzo y eso nos dejó como los protagonistas del hecho. En ese momento estás en la grupo, y desafortunadamente nos tocó hoy. Es una pena porque Max tenía todo para dar pelea», resaltó el directivo del equipo defensor.

Quien también dio sus palabras fue Kimi Raikkonen, el que se escudó diciendo lo siguiente: «De repente estaba sobre dos ruedas, no entendía lo que había pasado. Obviamente no lo he visto, así que es un poco difícil de decir. Me estaba concentrando en reducir la velocidad porque el Mercedes tomó una línea apretada, así que tuve que reducir la velocidad mucho. Sinceramente, no lo vi y pasó lo que pasó, no fue más allá de eso. Es una pena porque hubiéramos tenido una buena velocidad, pero hubo un gran daño. Lo intentamos».

El corredor finlandés de Alfa Romeo acabó en el puesto número quince del Gran Premio de Bélgica, sin chances de poder lograr nada en el circuito de SPA. Max Verstappen quedó fuera de competencia luego del mencionado impacto y fue una pena para él y su equipo, ya que tenían oportunidades para lograr algo grande. El ganador fue Charles Leclerc y le dedicó el triunfo a su compatriota fallecido, Anthoine Hubert.