Carlos Sainz, feliz con McLaren pero sabe que todavía falta mucho

La Fórmula 1 terminó su paso por Europa y ahora encara la parte final de la temporada llegando a Singapur. Un circuito que marca el inicio del fin y muestra características totalmente distintas a las que se vieron hasta el momento. A esta altura el equipo McLaren puede decir que el año ha sido positivo. Logró imponerse como a referencia entre los equipos del segundo pelotón y sobrellevar muy bien un periodo de transición y desarrollo que hace mucho tiempo no lograba. Los de Woking ya pueden trabajar con cierto grado de tranquilidad sabiendo que alcanzaron una buena base de cara al futuro.

En este proceso Carlos Sainz Jr ha sido una pieza fundamental para lograr el desarrollo de un modelo MCL34 que nació bien y fue creciendo, aun con los problemas lógicos de un equipo en vías de desarrollo. El español tuvo paciencia y entendió muy bien el proceso de trabajo impuesto por Andreas Sield desde que tomó las riendas de la escudería británica. Sainz esta confiado por lo que se puede lograr en Singapur donde obtuvo, años atrás su mejor resultado en la F1 llegando cuarto con el Toro Rosso.

El madrileño ya esta viajando a Singapur para intentar revertir el resultado negativo de las dos últimas competencias donde no pudo ver la bandera cuadros. En Bélgica tuvo problemas con el acelerador de su unidad y terminó antes de tiempo la carrera de Spa y en Monza el abandono fue por una tuerca mal puesta en uno de los ingresos a boxes que lo obligó a desertar cuando podía cerrar otra buena competencia sumando puntos importantes para el campeonato.

«Me apetece volver a hacerlo bien tras estas dos carreras y Singapur además siempre se me ha dado bien. En el inicio había incertidumbre de dónde estaríamos pese al progreso del invierno. Yo lo veía en Woking, pero en cuanto probé el coche pensé que ese McLaren era superior al del 2018 e íbamos a luchar por cosas mejores, como vimos desde la primera carrera. Eso nos ha puesto en una gran posición en el campeonato, igual o mejor que los objetivos que teníamos», sostuvo Sainz.

Junto al equipo, el joven español sabe que este es un gran momento para ellos pero el futuro será exigente. Han logrado mucho pero deben seguir adelante para abandonar la posición donde sen encuentran ahora y eso no será fácil. «No queremos estar aquí para ser cuartos, queremos más. Progresar como equipo y como marca, queda mucho por hacer, pero esta primera mitad de temporada ha sido muy positiva. El año que viene ya tenemos mucho avanzado, el coche será el primero de James Key, que ya ha empezado, y será un primer paso» ha dicho Sainz.

El piloto español se encontraba en un evento de su principal sponsor cuando dialogó con la prensa de su país sobre los momentos que le toca vivir y las proyecciones que tiene para la temporada entrante.»Hasta 2021 va a costar mucho acercarse a los tres grandes, que están claramente un paso por delante. Hasta que no tengamos nuestro túnel de viento no vamos a poder hacerlo», comentó el madrileño que se ve en inferioridad de condiciones para luchar por las primeras colocaciones en la Fórmula 1 actual.

También hubo un momento para que Sainz se refiera a la situación vivida por Gasly y Albon después del receso de verano. El español estuvo en sus inicios en Toro Rosso y conoce muy bien la forma de trabajar del equipo de Firenza. «No me interesa lo que pase en Red Bull. Estoy muy bien en McLaren, he encontrado una casa donde poder explotar mi potencial al máximo y está siendo muy positivo» comentó Sainz sin querer entrar en mayores definiciones sobre los sucedido en su ex equipo.