Las últimas dos competencias de la Fórmula 1 han marcado claramente un nuevo panorama dentro de la categoría. Ferrari ha logrado recuperarse de una primera mitad de año muy mala ganando dos competencias seguidas de manera contundente. Esta claro que fueron dos circuitos donde la potencia del motor es fundamental para imponer sus condiciones. Ante esta situación Mercedes mostró una imagen disminuida en su superioridad y Red Bull penó con la sanción por apostar a una unidad de potencia nueva luego del paréntesis de verano que le permitió desarrollar un nuevo motor Honda.

Toto Wolff, Jefe de equipo de Mercedes y máximo responsable del equipo alemán sostiene que este nuevo panorama ha posicionado a Ferrari de mejor forma. Para el austriaco los italianos lograron recortar a diferencia que existe entre ellos y «La Casa de Maranello» pero todavía le falta para poder empatarlos. Ahora se vienen circuito donde el motor no es tan prioritario como el poder aerodinámico ya que aparecen circuito urbanos donde el auto exige profundamente la aerodinámia. Allí Ferrari todavía esta por detrás de Red Bull y los campeones de mundo.

«Nuestros esfuerzos están todavía centrados en 2019. Hay siete carreras por delante y tenemos que rematar el buen trabajo realizado hasta la fecha. Pero obviamente, una cadena de uno o dos fines de semana realmente malos puede hacer que oscile en la otra dirección», asegura Toto Wolff. Ahora llegan las calles de Singapur, un trazado difícil y complicado donde los autos necesitan más de un buen flujo de aire y un transito en las curvas de media y baja velocidad mucho más firme y seguro.

La segunda parte de la temporada abre varias puertas de cara al futuro. Al máximo responsable de la escudería se le consultó por el futuro a mediano y largo plazo y las medidas que empiezan a marcar el destino de la categoría para los próximos años y Wolff fue contundente asegurando que por el momento hay que pensar en las siete competencias que quedan por delante antes de finalizar el año para confirmar todo lo bueno que se ha logrados hasta acá. Luego habrá tiempo para pensar en el futuro. Sin dudas Wolff siente el acercamiento tanto de Ferrari como de Red Bull.

A partir de la próxima fecha Ferrari deberá demostrar que lo visto en Spa y Monza no fue un espejismo y por más que el potencial de su motor es el punto más alto tendrá que mostrar que aerodinámicamente esta en condiciones de pelear y acercarse en la lucha a Red Bull y Mercedes. Los de Maranello muestran un modelo SF90 veloz y contundente pero débil a la hora de afrontar los compromisos de circuitos más trabados y en Brackley son conscientes de estas limitaciones aunque también son cautos y asumen que los italianos se acercaron mucho.

«Sabíamos que Spa y Monza serán difíciles para nosotros y así es como sucedió. En la teoría en el Gran Premio de Singapur Red Bull y nosotros seremos más fuertes que Ferrari. Pero sin duda Ferrari también habrá aprendido y mejorado estos últimos fines de semana, lo que les hará más competitivos que en comparación con Hungría», concluyó Toto Wolff. Es claro que la parte final de la temporada los equipos deben y están obligados a mostrar una desarrollo después de la primera parte del año.

Ferrari tiene por delante un gran desafío. Ahora llega Singapur y luego Sochi en el GP de Rusia dos circuitos urbanos muy complicados y la categoría volverá a un autódromo justamente en otro trazado cerrado difícil y trabado como es Suzuka en Japón. Allí Mercedes puede sentenciar la historia si Red Bull se lo permite Pero también esta la posibilidad que sean los autos rojos los que condicionen la consagración de los dirigidos por Toto Wolff.