En Singapur no se repetirá el papelón de Monza

El GP de Italia disputados hace algunos días atrás en el tradicional circuito de Monza y que le permitió a Charles Leclerc y a Ferrari ganar la segunda competencia de la temporada, quedó en la historia por un momento importante y de mayor tensión disputado durante la última parte de la Q3 en la sesión clasificatoria. Los diez mejores salieron a girar a último momento y cuando estaban a punto de abrir la vuelta se terminó el tiempo de la sesión y la mayoría quedó sin la última chance de marcar un tiempo.

El transito en pista, la negación de todos los participantes de ser quienes abran la acción permitiendole al resto aprovechar la succión y el juego al límite fueron los condimento que hicieron de la clasificación de Monza un verdadero papelón. Nadie esperaba que una situación así pudiera darse en los niveles de profesionalismo de la Fórmula 1 pero sucedió y la FIA, Federación Internacional del Automovilismo decidió intervenir para reformar las reglas del juego.

«Sólo puedo decir que nunca más volverá a suceder. Vamos a cambiar las reglas. No podemos evitar que los pilotos salgan de los boxes cuando quieran, pero vamos a imponer un tiempo máximo por vuelta», asegura Jean Todt quien se mostró totalmente contrario a lo sucedido y confirmó que los dirigentes han entendido que esto no puede volver a suceder. Para ello decidieran en los próximos días implementar un tiempo máximo para que los pilotos den la vuelta de preparación en la clasificación.

El francés que dirige los destino de la FIA establece una norma clara y contundente y resguarda el mayor tesoro que tienen los espectáculos de la Fórmula 1, que es el público. Por el ello Todt ha asegurado que: «El público viene a ver un espectáculo» dejando en claro que una situación así no se le puede brindar a los hinchas que llegan de todas partes del mundo para ver una carrera de F1. Sin dudas lo sucedido ha movilizado a los dirigentes que no se han quedado ajenos a lo sucedido en Monza.

Lewis Hamilton fue uno de los más perjudicados en la situación que les toco vivir en la clasificación. Si bien el inglés también decidió salir con el límite de tiempo, la falta de entendimiento con el resto de los competidores le impidió lograr superar a su rivales para ir a buscar un registro. «Hasta que no se choque alguien, no cambiarán nada» había dicho el campeón del mundo cuando terminó la actividad del sábado en Monza mientras masticaba la bronca por lo sucedido.

Michael Masi, es el Director de Carreras de la Fórmula 1, la máxima autoridad en el circuito durante un GP de la categoría. El también se mostró en desacuerdo con lo sucedido en Monza considerando la actitud de los pilotos como peligrosa.»Lo que hicieron también fue peligroso, así que vamos a tratar el tema en Singapur, pero algunos de los equipos ya nos han enviado ideas sobre cómo se puede solucionar esto. Nos interesa a todos» confirmó Masi. En Singapur los pilotos seguramente deberán cumplimentar con la nueva reglamentación que impondrá la FIA.

En la Fórmula 1 cada detalle cuenta. Siempre se esta al límite y cada milímetro suma para poder tener un mejor rendimiento. En Monza nadie quiso salir primero para no ser el auto que les permita al resto aprovechar la succión y así ganar alguna décima más. Trabajaron al límite, jugaron en la cornisa y muchos perdieron en su apuesta final. Esto no será permitió y las reglas cambiaran a partir de la próxima fecha en Singapur pensando más que nada en brindarle un digno espectáculo al publico al que no se e puede volver a faltar el respeto.