Para Binotto es imposible tener dos pesos pesados en el equipo

«Charles y yo podríamos estar en el mismo equipo. Ambos queremos ganar, pero nos respetamos. No digo que no pueda haber conflictos, pero no sería como Hamilton y Rosberg en Mercedes» estas eran las declaraciones de Max Verstappen hace apenas un puñado de días atrás luego de concretarse el segundo triunfo de manera consecutivo de Leclerc en el circuito de Monza. Sin dudas el holandés abría una puerta grande a su posible llegada a la escudería italiana siendo compañero del monegasco si Sebastian Vettel decidiera tomar otros rumbos.

La idea sedujo a muchos pero el propio Mattia Binotto fue el encargado de desestimar cualquier chance de contar con esta dupla. El potencial de los dos es enorme y son el futuro ya instalado en la Fórmula 1. Los dos han demostrado su gran talento y tienen un lugar que deberán ir a buscar en la historia de la F1. Son futuros campeones pero trabajando juntos en un mismo equipo puede ser contraproducente y no beneficiar a nadie, ni siquiera a ellos mismos.

El principal responsable del equipo Ferrari ha sido claro en sus conceptos y marca definitivamente el rumbo que desea tomar junto a la escudería italiana. «Vine aquí a Ferrari en la época de Michael Schumacher, cuando Rubens Barrichello o Felipe Massa estaban a su lado» aseguró Binotto que recuerda aquellos años cuando Jean Todt ocupaba el puesto que hoy tiene él mismo y que fueron los mejores años de Ferrari en la época moderna de a categoría.

«Creo que deberíamos tener un gran primer piloto y otro piloto que pueda ganar carreras y sumar puntos. Algo como Hamilton y Bottas. Dos pilotos juntos como Max y Charles crean dificultades para la gestión del equipo» confesó Binotto que no mencionó en ningún momento a Sebastian Vettel en ese plan de conformar un equipo en torno a Charles Leclerc para pelear el campeonato de pilotos y el de equipos, algo que hoy esta fuera del alcance de sus manos.

El jefe de Ferrari tiene las ideas claras y la experiencia vivida en aquellos años respaldan su deseo. Contar con dos pilotos de punta no le garantiza la seguridad de ser protagonistas. Tal vez la situación más clara y recordada fue la vivida por McLaren cuando Hamilton y Alonso compartían el equipo de Woking y nunca pudieron lograr una comunión que le permita quedarse con el título del 2007. Aquella temporada el equipo británico tuvo todo para ser campeón pero la mala gestión con la convivencia de los pilotos arruino todo.

Binotto tiene la idea clara. Tener dos pesos pesados en la escudería no sirve. prefiera la formula que tuvieron con Michael Schumacher. Un piloto que salga a pelear el campeonato y sumar puntos mientras mientras el segundo sirva de apoyo y sume para el equipo. Algo que sucedió cuando Schumacher tenía a Felipe Massa o el propio Ruben Barrichello quienes sirvieron de partener para que el alemán logre los títulos con la casa italiana. Así planea el futuro Mattia Binotto. Charles Leclerc como principal piloto y habrá que esperar para saber quien acompañará.

Además el italiano aseguró que junto a los demás equipos han dado el visto bueno para que Liberty Media implemente un nuevo sistema de competencia que incluye una carrera clasificatoria el día sábado luego de la sesión cronometrada. Ellos han dado su voto positivo como el resto e las escuderías y ahora hay que esperar la aprobación del Consejo Mundial de los Deportes del Motor: «Los otros equipos han aprobado la iniciativa, incluidos nosotros, y se empezaría a implementar en el 2020».