Alonso no confirmó nada, pero todos los indicios lo confirman en el Dakar

Se terminó el Rally de Marruecos y con ello la primera experiencia fuerte de Fernando Alonso en una prueba de estas características que le sirven a él y a su equipo como forma de preparación para la próxima edición de la carrera más exigente del planeta, el Rally Raid Dakar 2020 en las arenas del desierto de Arabia Saudita el próximo mes de enero. La prueba en territorio marroquí significaba el punto más alto que debía enfrentar el asturiano para terminar de decidirse sobre su participación en la primera edición del Dakar en tierras saudíes.

El español junto a su compañero y navegante, Marc Coma experimentaron la real dimensión y exigencia de una carrera de estas característica. Durante el proceso de carrera los problemas fueron una constante para el ex campeón del mundo de F1. Inclusive sufrió en carne propia la adversidad y las complicaciones que propone correr en un terreno desconocido y enfrentando los imprevistos. Así fue que estuvo en riesgo su continuidad debido a un fuerte accidente que dañó mucho el tren delantero de su unidad por una zanja que no estaba señalizada en su hoja de ruta.

Finalizada la prueba todas las miradas apuntaron a la posible confirmación definitiva que se esperaba de Fernando Alonso sobre su participación en el próximo Dakar. Si bien todavía no hubo una comunicación oficial estaría prácticamente definido. «No lo sé. Ahora cuando pasen unos días ya lo pensaré y lo hablaré con el equipo para tomar la mejor decisión. También tengo que ver los próximos meses, cual sería la preparación necesaria para llegar al 100% y ser lo más competitivos posible, si finalmente vamos. Quedan dos meses y medio y veremos» sentenció el asturiano.

Las declaraciones de Alonso suman más dramatismo a la situación. Aunque el mismo se encargue de bajar las expectativas  es cierto que el equipo Toyota evalúa todo el desempeño del asturiano con el objetivo de mejorar su nivel conductivo y su desempeño con el objetivo primordial que será Arabia Saudita en enero. «Muchas cosas quedan por mejorar. Leer bien el terreno, leer bien los obstáculo pro los que tienes que pasar. Inclusos se cruzan muchos ríos en este Rally y mi instinto me dice que debo pasar por un lado y todas las huellas van por otro y como ellos saben más intento seguir las huellas» comentó Alonso

Además el asturiano continuó diciendo que: «Hay cosas que me han de venir por mí mismo y tener un pelín más de ritmo. Poco a poco junto a Marc iremos mejorando». Los próximos días serán determinante y los meses siguientes servirán para continuar con el plan de preparación que se trazó desde el principio de este año. Por ahora nadie dio pistas del futuro pero todos los caminos indican que el español junto a Marc Coma y el equipo Toyota Gazoo Racing estarán presente en enero largando esta nueva edición del Dakar 2020.