«Esto ha sido un recordatorio que todavía tenemos trabajo por hacer»

El GP de México no fue lo que se esperaba de McLaren. Ni ellos mismos pensaron que el paso por el autódromo «Hermanos Rodríguez» podía ser tan complicado. Al final del periplo mejicano los puntos que se presumían podían cosechar nunca llegaron y el casillero en el Distrito Federal quedó vacío. Una total falta de rendimiento en el auto de Carlos Sainz y una mala parada de Lando Norris en los pits con un neumático flojo fueron el cierre definitivo de un fin de semana que marcó al equipo de Woking que busca fortalecerse en la mejor posición del resto.

Tal vez fue un mal paso y solo eso. Seguramente esto puede demostrarle al equipo que todavía están en la lucha contra sus principales rivales y que nadie puede distraerse, mucho menos cuando en solo un par de días deben salir nuevamente a la pista para seguir adelante con esta evolución que buenos resultados le ha dado a McLaren. «Fue un domingo doloroso para nosotros, después de haber completado varios fines de semana y domingos buenos» comentó Andreas Sield refiriéndose a la competencia en México.

«En primer lugar, no tuvimos el ritmo que habíamos visto anteriormente con el neumático duro. Es algo que debemos analizar y comprender, para ver si fue por las elevadas temperaturas de la pista o algo más. También tuvimos el problema en boxes con Lando, que arruinó su carrera y más tarde decidimos detener el monoplaza”, explica Seidl sobre los sucedido con sus dos autos en la última fecha. Sin dudas se complicó todo y lo sufrieron. Norris perdió todo en los pits y Sainz apenas alcanzó la posición 13 que al final no fue tan duro como se pensaba.

«En términos de rendimiento fue un revés para nosotros, porque es la primera vez que vemos un ritmo tan diferente el domingo respecto al resto de días del fin de semana y tenemos que averiguar cuál fue el problema. Hay mucho que aprender, y esto ha sido un recordatorio de que todavía tenemos mucho trabajo por hacer para convertirnos en un mejor equipo» asegura el Jefe del equipo de Woking que llegó a la estructura a principio de año como pare del proceso de recuperación que inicio Zak Brown

«Un día como este es parte de ese proceso. Aún así creo que tenemos suerte de no haber perdido más puntos, porque los seis primeros terminaron y el resto de puntos se distribuyeron bien entre varios equipos» concluyó Andreas Sield quien elige ver la parte positiva de un mal paso dado en México. El MCL34 ha demostrado ser competitivo, les ha dado muy buenos resultados a lo largo de la temporada y el último fin de semana se encontraron con ese momento negativo donde las osas se complotan para un saldo negativo que al fin de cuentas tampoco fue tan malo y en pocas horas más tendrán revancha.