«Siempre hay que tener un piloto para ganar el título y otro que ayude»

El equipo Ferrari ha decidido tomar un camino apostando a dos pilotos de renombre y capaces de devolverle el triunfo a una estructura que hace más de diez años no consigue u título mundial y eso para «La Casa de Maranello» es terriblemente negativo para la historia que respalda toda una vida de éxitos y triunfos y que en los últimos años no han logrado alcanzar. Muchos errores y decisiones erróneas han atentado contra los principales intereses del equipo italiano.

La política adoptada por Mattia Binotto parece ir en contra de la lógica que ha utilizado el equipo a lo largo de toda su campaña dentro de la F1. utilizar dos pilotos de nombres fuertes capaces de ir a buscar un campeonato parece alejarse de aquella idea de contar siempre con un piloto número uno al cual se le permite todo y se le otorga los mejore beneficios en pos del objetivo principal que es el Campeonato no solo de pilotos sino también de los constructores que hasta el momento ha monopolizado Mercedes.

Esta actitud fue muy cuestionado por una de las personas que mas le dio a la escuadra italiana, Luca Di Montezemolo es uno de los principales culpables de que Michael Schumacher y Ferrari hayan dominado y escrito la historia de la categoría. El ex presidente del grupo ha cuestionado duramente esta decisión de sostener a dos pilotos de primer nivel. «Siempre hay que tener un piloto para ganar el título y otro que ayude a ganar puntos para el Mundial de Constructores».

«¿Recuerdan a Irvine, Barrichello, Massa? Todos fueron muy importantes como piloto número 2, ayudando a Schumacher a ganar el título de pilotos y a Ferrari el título de constructores. Uno de los problemas que ha tenido Ferrari este año fue administrar a dos de los mejores pilotos como Vettel y Leclerc» sostuvo di Montezemolo apuntando directamente a la idea de sostener a dos corredores que salen a buscar el campeonato en cada competencia creando una dura interna.

Luca di Montezemolo dejó en claro su idea sobre el joven Charles Leclerc a quien ve con muy buenos ojos para el futuro de Ferrari aunque deberían trabajar todavía en algunos aspectos que podrían potencias su calidad conductiva.»Leclerc es un piloto joven muy rápido. Sorprendió a todos y nadie esperaba verlo tan veloz en su primer año, pero habló demasiado por la radio. Es muy bueno, pero tenemos que tener cuidado. Tiene que crecer poco a poco y lo está haciendo demasiado rápido. Eso es un gran problema».