El Jefe de Equipo de Red Bull, Christian Horner fue uno de los principales responsables de la promoción de Pierre Gasly a su equipo cuando comenzaba la temporada 2019. Su participación en Toro Rosso había dejado conformes a los máximos responsables de la escudería y veían en el francés un posible rival que pudiera acompañar y exigir a Max Verstappen. Este jovencito se había ganado por derecho propio su posibilidad de llegar a uno de los principales equipos de la Fórmula 1, era su momento y había que aprovecharlo para instalarse en las primeras posiciones.

Pero nada de esto pasó y todo se derrumbó con el correr de las competencias y la decisión también cayó en las manos del propio Christian Horner que junto al doctor Helmut Marko confirmaron el cambio y trajeron a Alex Albon bajando a Gasly nuevamente a Toro Rosso. Entonces era un volver a empezar para el francés que salió a enfrentar la situación y a dejar en claro por que estaba donde estaba y tuvo las chances que no pudo aprovechar.

«Creo que la forma con la que tomó el cambio, tenía dos opciones. Podría haberse deprimido al respecto o estar agradecido por el hecho de que todavía estaba involucrado en la Fórmula 1 y que Red Bull todavía creía en él. Creo que se motivó en lugar de desanimarse. Y creo que también hubo un ligero alivio porque obviamente la presión solo aumenta, y entró en la temporada después de dos accidentes (en los test de Montmeló)» comentó Horner haciendo un claro análisis después del excelente podio alcanzado por Gasly en Brasil.

«Hubo algunas carreras realmente difíciles para él y vosotros (en relación a los medios de comunicación) tampoco se relajan demasiado. Así que la presión solo aumenta, y creo que fue lo correcto sacarlo de esa presión. Ha sido bueno verlo realmente encontrar su confianza en Toro Rosso» continuó evaluando el máximo responsable de la escudería de origen austriaco. Sin dudas este es un caso particular ya que en el común de la gente lo más simple podría haber sido una clara caída libre del piloto, tal vez lo que le sucedió a Daniil Kvyat quien le costó regresar a la parrilla como titular dentro de una escuadra.

«Si no creyéramos que fuera un candidato para nosotros, lo hubiéramos liberado del contrato. Pero obviamente todavía creemos en sus talentos y es por eso que lo retuvimos dentro del grupo» aseguró Horner al referirse a las chance que posee Gasly de volver a vestir los colores de Red Bull en un futuro. Seguramente no será inmediato aunque dentro del equipo que dirige el ingeniero británico. Solo ellos sabrán hasta donde Gasly puede soñar con volver.