La noche de Abu Dhabi confirmó la tendencia de los ensayos

La segunda sesión de entrenamientos de la Fórmula 1 en Abu Dhabi tiene la particularidad de comenzar a la tarde y terminar ya de noche siendo una situación similar a la competencia final del domingo por lo que las referencias que se recojan en esta sesión son las más cercanas a la carrera. Las temperaturas cambian sensiblemente y eso repercute directamente en el desempeño de los neumáticos y el potencial de cada unidad de la grilla. Por eso esta tanda cobra mayor importancia de cara al futuro.

En esta tanda había ciertas obligaciones de parte de Ferrari para intentar mejorar lo sucedido en la primera sesión. Vettel había terminado el trabajo inicial contra el muro de contención y Leclerc paso sin penas ni gloria pensando en mejorar para la sesión final del viernes. Los autos rojos salieron a pista y en un primer momento mostraron algunos destellos interesantes en los sectores rápidos sin ir más allá, solo abrió las esperanzas de poder mejorar pero no fue mucho más que eso en la primera parte de los trabajos en pista.

Rápidamente el equipo Mercedes mandó a Valtteri Bottas a buscar un registro. La idea fue empezar de manera inmediata a desarrollar el potencial del W10 del finlandés que una vez más se mostró desde el principio como la referencia del fin de semana. Valtteri se mostró nuevamente firme y veloz. Logró establecer un buen tiempo a poco de iniciar la actividad con 1m36s256 que significó mantener la superioridad sobre el resto aunque ahora con Hamilton detrás.

El campeón del mundo mejoró mucho su perfromance durante la segunda sesión y terminó a solo 0s310 superando a Charles Leclerc quien también se mostró totalmente diferente a lo realizado en el inicio. El monegasco tuvo un inconveniente a poco de comenzar a girar ya que en un exceso cometido por él golpeó levemente su Ferrari SF90 contra el gualraid abriendo la sospecha de alguna avería en la unidad italiana. Esto le demandó varios minutos de trabajos en el pits sin representar algún inconveniente importante.

El alemán Sebastian Vettel terminó quinto, detrás de su compañero de equipo. La estrategia del equipo llevó al ex campeón a trabajar en el desarrollo de puesta a punto totalmente diferente a lo que se hizo con Leclerc. La idea fue desarrollar distintas alternativas para pensar en la clasificación de este sábado en un circuito que no presenta complicaciones en el desgaste de los neumáticos pero si es importante en la temperatura que se modifica por las diferencias horarias durante el paso de las vueltas.

El holandés Max Verstappen fue quien ocupó el quinto puesto perdiendo la referencia del inicio de la jornada. El hombre de Red Bull había sido el escolta en la primera tanda pero ahora no pudo sostener esa tendencia y fue cayendo en el clasificador hasta terminar quinto. tal vez la buena noticia en partes para el equipo fue que Alex Albon vuelve a estar cera de su compañero de equipo y metiéndose en la sexta posición. Todos los competidores terminaron utilizando los compuestos Súper Blandos y así fueron todos en las mismas condiciones dejando en claro que lo de Valtteri Bottas es claro y sólido.

Bottas tuvo un incidente con Romain Grosjean cuando llegaron a una de las 22 variantes que tiene el circuito Yas Marine. El finlandés fue a intentar superar al HAAS F1 del francés que dobló en la curva lenta sin mirar los espejos provocando un golpe fuerte entre ellos dejando la pista sucia y provocando la bandera roja que detuvo el trabajo en la pista. Sin grandes consecuencias para los autos, Grosjean tuvo que dar por terminada la sesión mientras que Bottas supo regresar a su box y reparar los daños mínimos que tuvo su Mercedes W10.