Alonso y su mejor performance en un Dakar muy difícil.

La semana comenzó de excelente forma para el español Fernando Alonso que ha tenido una excelente etapa 8 en el inicio de la segunda semana de carrera del Rally Raid Dakar 2020 que se disputa en Arabia Saudita. Sin dudas el día de descanso que tuvieron todos los competidores han dado su resultado y haber estado metido en el trabajo del equipo le da una plus extra al asturiano que este lunes terminó en la segunda posición detrás del francés Serrodori Mathiue quien logró sacarle el triunfo al español en la última parte de la jornada.

El asturiano no deja de sorprender al mundo con su calidad conductiva y su capacidad par adaptarse rápidamente a nuevas exigencias. Este lunes el español tuvo la victoria en sus manos. Durante el desarrollo de la etapa fue un gran trabajo el realizado por Alonso y su navegante Marc Coma que pusieron en riesgo a los experimentados. El francés Serradori pudo aprovechar toda su experiencia para lograr imponerse con el Buggy Centuri sobre un ascendente Alonso que saboreó la victoria pero se tuvo que conformar con el segundo puesto.

«Veíamos los tiempos antes de llegar al vivac y casi que nos íbamos pellizcando uno a otro para creernos que había salido todo tan bien. La etapa iba sin incidentes, pero hemos tenido un pinchazo en el Km 350 más o menos, pero no creo que haya influido mucho. Y justo al final ya veíamos a los coches que iban delante nuestro y el polvo y no sabíamos muy bien quién estaba allí, pero cuando llegamos a meta, la cruzamos segundos y venían todos detrás, nos dimos cuenta de que habíamos hecho un muy buen tiempo. Que no pare» declaró Fernndo Alonso cuando terminó la jornada.

Alonso no pudo ocultar su emoción confirmando su alegría por lo sucedido: » Sí, para nosotros en el equipo, para Marc y para mí dentro del coche, son momentos de mucha alegría, de emoción, porque sabemos la dificultad que tiene, lo que vivimos en 470 km, las dunas que pasamos, los sustos que llevamos… y cuando cruzas la meta y estás entre los mejores la alegría es enorme viniendo de donde vinimos. Hace dos meses no sabíamos ni arrancar el coche prácticamente».

De esta forma Fernando sigue adelante en su recuperación en la clasificación general de la competencia. El español había perdido mucho tiempo en el inicio de la carrera con la rotura de la suspensión delantera que lo retrasó en el clasificador y partir de allí el español junto al equipo Toyota empezaron establecer un ritmo firme y veloz que le permitió estar siempre en los primeros puestos de las clasificaciones de los parciales.