Durante el año 2019 las diferentes complicaciones se fueron ganando el box de Ferrari generando un gran distintos momentos que marcaron el destino del equipo italiano durante el campeonato que terminó ganando Mercedes y Lewis Hamilton, una vez más. Con gran mérito propio de parte de los alemanes que además supieron explotar al máximo las debilidades y los errores de los autos rojos que le allanaron el camino en más de una oportunidad.

Tal vez el momento más importante y el más recordado será el GP de Brasil cuando los dos autos tenían la posibilidad de subir al podio. La carrera llegaba a su fin y Vettel y Leclerc no se entendieron en una maniobra de superación del alemán que terminó con un roce que provocó primero la rotura de la Ferrari de Vettel que lo hizo abandonar y un momento después el neumático de Leclerc lo obligó a desertar de la competencia.

Esa fue, tal vez,la imagen más clara de un equipo que deambuló en dudas y desaciertos durante el año 2019. Pero ahora parecen las cosas deberán cambiar. Para ello Charles Leclerc ha salido a expresarse en función de lo que pretende para este año durante los encuentros que pueda llegar a tener con Sebastian Vettel dentro de la pista. El monegasco esta en una situación inmejorable para hacerse con el dominio del equipo para pelear por el campeonato.

“Ha habido momento en los que no nos hemos entendido, pero nunca es bueno hablar sobre ello justo después de un incidente» comenta el joven piloto que llegó a Ferrari a principios del 2019 con la idea de ayudar a Vettel. Pero las cosas fueron dándose a favor de Leclerc quien empezó a imponer sus condiciones sobre el piloto alemán que cometió muchos errores a lo largo de la temporada generando el espació necesario al monegasco.

 En función de este tema, Charles siguió diciendo que: «Así que dejamos pasar algo de tiempo y después de Rusia, nos sentamos a hablar en Japón y nos entendimos. Hemos aprendido de esta experiencia. Creo que fue una buena lección para ambos y no volverá a pasar. Hemos trabajado bien juntos. Obviamente, hemos tenido nuestros momentos en pista, en los que hemos aprendido juntos. Al final, pienso que somos lo suficientemente maduros fuera del coche como para trabajar juntos» concluyó el joven piloto.