El Dakar 2020 comenzó la parte final de esta edición. La competencia esta realmente apretada en la lucha por el título y cuando parecía que Carlos Sainz podía establecer y mantener una diferencia, todo cambió. Finalizada la novena etapa de competencia, el madrileño ha perdido mucho terreno en la clasificación general con relación a su inmediato perseguidor. El príncipe qatarí ha sabido aprovechar muy bien los dos días más complicados que ha tenido el español y ahora la distancia con la cima de la competencia es de tan solo 24 segundos.

Este martes el triunfo de la etapa fue para Stéphane Peterhansel con el Mini , esto le permitió recortar terreno con su compañero de equipo y ahora la diferencia es de 6m28s apretando la clasificación general a un punto realmente impresionante esperando los próximos días de competencia. Este miércoles se disputa la «Etapa Maratón», sin dudas un momento justo para que el qatarí se ponga a tiro del español si quiere dar lucha para repetir el triunfo del año pasado.

Nasser Al-Attiyah ha logrado capitalizar perfectamente los inconvenientes de navegación que a evidenciado Carlos Sainz y se acercó de manera peligrosa para estar cerca al momento de la definición. Hoy sigue segundo pero a solo 24 segundos y eso es una ventaja para el qatarí. La etapa Maratón se compone de dos parciales el 10 y el 11 en el que los equipos no pueden brindarle ayuda a sus pilotos por lo que ellos deberán administrar bien el desgaste de sus unidades si quieren lograr terminar la jornada de la mejor forma.

Ha sido un excelente trabajo de Al-Attiyah a pesar de no haber podido lograr el triunfo de la etapa. Ya esta cerca de Sainz que es lo más importante. «Es bueno, porque el Mini buggy es tan rápido que tratamos de hacerlo lo mejor posible. El objetivo era quitarle tiempo a Carlos, estoy muy contento con nuestro trabajo. Mañana y pasado mañana será difícil para todos» sostiene el actual campeón del Dakar. Sabe que ha dado un paso importante en su idea de repetir el triunfo de la edición 2018. 

El qatarí apostó fuerte a esta parte de la competencia donde se siente mucho más cómodo corriendo en las dunas y en los médanos. «Stéphane abrirá mañana para la etapa de maratón, es bastante bueno para nosotros. Parece que nuestros tres coches están muy cerca y pueden ganar el Dakar» concluyó Nasser sabiendo que los próximos dos días serán definitorios y allí puede marcar la diferencia sin dejar de lado que Sainz y su Buggy Mini se han mostrado muy competitivos en las etapas de arena.