«Ha sido una nueva experiencia para mí abrir pista»

El Dakar llegó a una etapa importante del desarrollo de su competencia. Y con ellos también Fernando Alonso quien hasta acá siempre estuvo en los primeros puestos y en la etapa 8 tuvo un segundo puesto realmente que ilusiona a todos sus fanáticos con la chance de verlo al asturiano ganar un parcial de esta durísima competencia que entra en la parte final. Pero todavía queda camino por recorrer y muchas adversidades por superar para el ex campeón de Fórmula 1 que decidió encarar el desafío de enfrentar el Rally Raid más exigente del mundo junto al equipo Toyota.

El español tuvo una situación especial durante el desarrollo de la etapa de este martes cuando al largar logró superar rápidamente a Serradori quien había ganado la jornada de lunes y de esta forma fue el piloto de Toyota el que se transformó en el corredor que debía abrir la pista. Esta era una experiencia distinta para Alonso que logró salir bien parado de esta situación gracias al gran trabajo realizado en la navegación por parte de Marc Coma su navegante.

«No me puedo quejar, hemos hecho un buen día otra vez. Ha sido una nueva experiencia para mí abrir pista. Hemos pasado a Serradori rápidamente, Marc ha estado nuevamente genial y el coche también. Hemos podido hacer una buena actuación que nos da la posición que queríamos de cara a mañana para las dunas. Así que, con esperanzas» aseguró Alonso al analizar el trabajo realizado este martes.

Con los resultados obtenidos hasta el momento, el asturiano logró recuperar terreno después de aquel inconveniente en el inicio de la competencia que lo retrasó en la clasificación general. El español ya esta dentro de los diez mejores. «No tengo ningún objetivo marcado en cuanto posición. En las carreras de coches o ganas o pierdes. El hacer segundo, sexto o decimotercero no cambia mucho, solo cambia el que gana. Creo que merecíamos estar en el Top 10, contento de estar ahí y ojalá que no lo perdamos en los próximos tres día».

Ahora Fernando Alonso y Marc Coma enfrentan otro gran desafío, la «Etapa Maratón«. Dos días de competencia sin poder contar con la asistencia de su equipo. Esta parte de la competencia definirá gran parte del destino de la carrera. «Será otra nueva aventura en este Dakar para nosotros. Ahora mismo estaba justo preparando con Marc una maleta que tenemos que darle a la organización. Vamos a estar solos allí, habrá que hacer un pequeño chequeo al coche, algo de mecánica, y luego dormir con lo que puedas. Estamos listos para los dos próximos días, van a ser decisivos. Habrá que cruzar los dedos para que todo salga bien y tener dos días limpios» concluyó el asturiano.