«Las diferencias con la aerodinámica del año pasado es impresionante»

La escudería Ferrari presentó en sociedad el modelo SF1000 con el que intentará destronar a Mercedes. El evento se desarrollo durante la tarde de este martes en el histórico Teatro Municipal Romolo Valli de la ciudad de Reggio Emilia donde se estuvo toda la plana mayor de la escuadra italiana junto sus dos pilotos, Sebastian Vettel y Charles Leclerc. Allí se pudo ver la nueva herramienta que tendrán los de Maranallo para salir a buscar el campeonato que se le viene negando desde hace mas de diez años.

Esta es una clara evolución del modelo anterior, el SF90 que no pudo explotar en todo su potencial y recién en la segunda mitad de la temporada pudieron luchar por la victoria, de hecho recién después del receso de verano europeo fue cuando aparecieron las victorias de la mano de Leclerc quien además pudo imponerse en varias clasificaciones. El modelo que se conoció hoy presenta algunas variaciones aerodinámicas que tampoco serán las definitivas ya que el modelo que se utilizará en Australia se verá recién en la segunda semana de los tets en Barcelona.

El alemán Sebastian Vettel se juega una carta importante en esta temporada. Si quiere seguir en el equipo deberá demostrar en la pista y con resultados que respalden su funcionamiento y su continuidad. El excampeón del mundo destaca los desarrollos aerodinámicos que presentó el nuevo modelo SF1000 asegurando que estas innovaciones son realmente impresionantes. Solo resta saber que los resultados en la pista acompañen esta idea.

«Hay mucho trabajo detrás del coche. Me gusta mucho, lo he visto antes y ver las diferencias con la aerodinámica del año pasado es impresionante. No es fácil, todo está muy compacto. No puedo esperar para pilotarlo, pero creo que es fantástico. Algo más rojo que el SF90. Me siento un poco italiano ya. Tomo mucha comida italiana, me gusta su gente y la cultura italiana» destacó Vettel sobre el auto que conoció el mundo durante la tarde de este martes.

Además «Seb» aseguró que: «Tengo una gran pasión por Ferrari. Ferrari ha escrito gran parte de la historia italiana, eso creo. Es imposible predecir. Hay mucho esfuerzo tras el coche y creo que es un paso hacia adelante. Toda la gente del equipo ha tenido mucho compromiso. Aún hay gente que ya está mejorándolo en la fábrica. Es parte de la aventura, hay que ser paciente» concluyó el cuatro veces campeón del mundo en otros tiempos que hoy parecen lejanos pero que intentan regresar.