Durante el este lunes se conocía la noticia que el equipo Red Bull mantenía abierta su fábrica ubicada en Milton Keynes desarrollando el nuevo modelo RB16 con un plan de trabajo reducido por las reglamentaciones impuestas por el gobierno de Reino Unido. esto hacía que los empleados de la empresa este reducido y de esta forma trabajar de forma limitada. A diferencia de McLaren y Ferrari quienes ya no se encontraban en actividad. En el caso de la empresa italiana debió cerrar las puertas de Monza y de Maranello por la cuarentena obligatoria dictada por las autoridades gubernamentales.

Pero todo ha cambiado en las últimas horas cuando el gobierno británico decreto que en todo el territorio del Reino Unido se implemente esta medida y obliga a todas las personas a quedarse en su casa y no poder salir. Esto obliga a que la escuadra de origen austriaco cierre sus puertas y detenga todo tipo de trabajo y desarrollo sobre la unidad que intentarán utilizar esta temporada dentro de la Fórmula 1. Una medida que por el momento es por tres semanas y se esperan los resultados para saber si se podrá extender esta medida.

Por tal motivo Red Bull suspende toda su actividad y el equipo de origen alemán, Mercedes que también tiene su sede central en el territorio del Reino Unido deberá suspender todo tipo de actividades dentro de su factoría. Una medida preventiva que el gobierno inglés debería haber tomado hace ya varios días atrás contemplando el avance de la pandemia de Coronavirus que afecta a gran parte del continente europeo siendo Italia y España los países más afectados por este cruel virus que ya se cobro un millar de vida.

Además se conoció la noticia sobre el rearmado del calendario de la Fórmula 1 y esta temporada que parece imposible de concretar. Ya se han cancelado ocho circuitos del calendario y se espera que aparezcan varios más bajando su fecha de esta temporada. En ese sentido, la empresa Red Bull que administra el circuito de Austria, el Red Bull Ring ha comentado que por el momento no ha tomado la decisión de suspender su competencia y ha confirmado que por el momento mantiene la fecha. Es cierto que esta carrera se debe correr en la segunda parte del año.

“Debido a la situación actual y para proteger la salud de nuestros clientes y empleados, hemos suspendido temporalmente todas las operaciones públicas. Todos los eventos importantes de Red Bull Ring no se ven afectados actualmente y continuarán según lo planeado” ha expresado el comunicado emitido por las autoridades del trazado austriaco que por ahora mantiene la fecha original esperando las decisiones que pudiera llegar a tomar el gobierno de ese país y Liberty Media en conjunto con la FIA, Federación Internacional del Automovilismo.