Carmelo Anthony rompió el silencio sobre su complicada situación

Fuente: NBA

La estrella de la NBA, Carmelo Anthony ha atravesado años sumamente complicados a nivel profesional, y estuvo fuera de las canchas durante prácticamente una temporada. Finalmente, el jugador concedió una entrevista con una importante cadena televisiva norteamericana. En el encuentro se refirió al tema de su repentina salida de Houston Rockets en noviembre de 2018, y su larga ausencia en la NBA.

Carmelo Anthony apareció en las canchas por última vez el 8 de noviembre de 2018, antes de que Houston Rockets lo marginara tras solo 10 partidos disputados desde su llegada a la franquicia. A inicios de 2019, el ala firmó por los Chicago Bulls, quienes lo cortaron pocos días después, sin haber disputado ni un solo partido. La razón no radica en su rendimiento, sino que, a sus 35 años, el basquetbolista se ha negado a tener un rol secundario en sus equipos.

Sin embargo, ‘Melo’ descartó que su carrera haya finalizado. «En un momento pensaba que no quería hacerlo más, que no quería pasar por todo lo que rodeaba al deporte que amaba. En ese momento sentía que el deporte no me amaba como yo, sentía que lo amaba yo más que él a mí. Pero ahora amo demasiado al básquet para estar afuera de él. Simplemente amo el juego, hago todo, me entreno como si estuviera adentro».

El jugador estrella de la década de los 2000 reconoció que debe aceptar el hecho de que no será protagonista en prácticamente ninguna franquicia. «Creo que no se trata de algo de básquet, sino de mí como una persona capaz de aceptar un determinado rol en un equipo de básquet. ¿Estoy dispuesto a hacerlo? Sí. Quiero jugar, quiero estar nuevamente en una cancha. Extraño el básquet, estuve afuera por casi una temporada completa. Tuve la chance de dar un paso al costado y crecer como persona, y merezco otra chance».

Salida inesperada de Houston

Anthony relató lo sucedido en sus últimos días en la franquicia de Houston. «Estaba muy sorprendido. Decían ‘esta es la pieza que queremos y necesitamos’, que de hecho me buscaron durante tres años. Finalmente llego, hago todo lo que tengo que hacer en cuanto a mi trabajo, a ser profesional, a no perderme una práctica… No hay ni una persona que pueda decir que no fui profesional, hice mi trabajo como correspondía. Y al partido 10 no supe de dónde salió lo que pasó».

«Yo estaba en San Antonio, en mi habitación preparándome para el partido. Sabía que iba a hablar esa noche con Daryl (director general), pero básicamente él me dijo ‘no necesitamos más tus servicios’. Yo le pregunté de qué estaba hablando, porque no entendía nada. Me decía que la situación no funcionaba. Le respondí que tenía un partido por delante y me dijo que no iba a jugar» reveló el jugador.

El basquetbolista resaltó el apoyo de sus entonces compañeros de equipo: «Pensaba que era algo más profundo que el básquet. Estuve como en tiempo de prueba de 10 partidos. Hablé con Chris Paul y James Harden y les pregunté si pasaba algo, les pedí que fueran honestos conmigo. Y me dijeron que no había nada más. Con Chris mi relación va mucho más allá del básquet. Hablé con él a la 1 de la mañana cuando pasó todo. Y pude sentir su dolor por mí. Sé que él no sabía nada sobre una situación externa al básquet».