Delonte West: de jugar con LeBron James a vivir en la calle

Fuente: Twitter oficial de Cleveland Cavaliers.

El ex jugador de básquet de treinta y seis años no atraviesa un gran presente en su vida personal y su nombre es tendencia en las redes sociales. El estadounidense que tuvo un gran paso por la NBA, donde ganó decenas de millones de dólares, se lo ha visto como nunca antes en las últimas horas y sus imágenes se divulgan por el mundo. El mismo fue compañero de LeBron James en Cleveland Cavaliers y ahora es indigente en la calle.

Este caso no es el primero ni último de los deportistas que lo tuvieron todo y ahora se han quedado sin nada. A lo largo de la historia sobran ejemplos de atletas que han embolsado millones en sus cuentas bancarias y luego han quedado en la pobreza total. Ahora, se trata de Delonte West, quien fuera uno de los grandes nombres de la NBA en sus momentos y ahora pide comida en las calles norteamericanas. Una foto suya viralizada en las redes sociales ha provocado el asombro del mundo entero.

El oriundo de Washington DC ha conmovido al básquet por si triste situación personal. De poder tener todo lo que siempre deseó, ha pasado a no tener nada y vivir sólo en la calle, buscando día a día la manera de sobrevivir. Quien también tuvo paso por Boston Celtics, Seattle Supersonics y Dallas Mavericks, ha sido rotulado en situación de indigencia y sus ex compañeros buscan la manera de cambiar su presente.

West ganó aproximadamente dieciséis millones de dólares en su época como profesional, donde hizo de gran apoyo a un joven LeBron que comenzaba a maravillar a la liga estadounidense. Esto no fue suficiente para él, ya que, según reportan varios medios locales, ahora se encuentra viviendo en la calle después de una infinidad de problemas de adicciones a las drogas, peleas y demás imprevistos legales y sociales.

Su carrera como profesional

Delonte estuvo ocho temporadas en la NBA, en donde lamentablemente su carrera empezó a tambalear de a poco. Su vida cayó en un hueco del que no pudo salir y comenzó a sufrir depresión, además de ser detenido en 2009 por posesión de armas ilegales. También fue protagonista de un supuesto romance con Gloria James, madre de su compañero LeBron, aunque fue una información que el abogado del mismo desmintió públicamente.

Su carrera en norteamérica se terminó y volvió a jugar en la Liga china. También tuvo una experiencia en el campeonato venezolano, pero terminó retirándose en 2015 por una grave lesión física que lo marginó de las canchas. Su último equipo donde participó oficialmente fue Texas Legends, el equipo de desarrollo de los Mavs. Al dejar la actividad profesional, se hundió en un espiral de excesos de alcohol y sustancias tóxicas.

Las posibles causas de su desorden

En fin, todo lo que podía ayudarle a salir del pozo en el que ingresó, fue el dinero y se le escurrió de las manos por sus vicios. Esto se sumó a la norma de tener que pagar abogados, juicios y divorcios, lo que lo dejó en situación de calle, sin dinero para comer. En su pasado se dio a conocer que tuvo una infancia envuelta en bullying y trastornos bipolares, demostrando el gran peso que siempre ha tenido para él salir de las malas influencias.