Las claves de la victoria sobre Polonia en el Mundial de China

Fuente: Twitter oficial de CAAB.

La Selección Argentina fue claramente superior a los polacos y sigue en la pelea por el título del mundo. Los dirigidos por el «Oveja» Hernández se quedaron con un 91 a 65 a su favor y avanzaron a los cuartos de final del Mundial de Básquet. Con el objetivo de clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la Selección Argentina está haciendo todos los méritos necesarios para conseguirlo y seguir soñando. La intensidad no ha decaído y la defensa sigue más fuerte que nunca.

Los representantes de la celeste y blanca salieron decididos a establecer diferencias ante un rival menos experimentado y pudieron quedarse con un párrafo impresionante en este certamen. Con un Facu Campazzo muy activo y preciso en los pases, el juego fue muy bueno en la primera mitad y sacaron una buena ventaja para seguir firmes en los minutos que quedaban. Con poco más de dos cuartos por delante, todo parecía encaminado para la clasificación a cuartos.

Con un primer cuarto tan intenso como positivo y feliz para los de la celeste y blanca, el enorme trabajo de Luis Scola, Marcos Delía, Facundo Campazzo y Nicolás Brussino fue clave para que el conjunto liderado por Sergio Hernández logre sacar una ventaja de 20 a 14. Seis puntos de diferencia en el tanteador, pero en el juego realmente había más de veinte y los mencionados estaban luciéndose en lo suyo.

La solidez de la defensa «Albiceleste» volvió a aparecer, como en todos los duelos anteriores, la que contribuyó para mantener una diferencia en el segundo parcial. Aunque aparecieron los fallos arbitrales por el roce constante e hicieron que los argentinos no puedan ampliar su marcador, la dinámica seguía. El 42 a 27 a favor de los sudamericanos mostraba la verdadera cara del encuentro y faltaba toda la segunda parte del partido.

El crecimiento constante de Luifa y Gabriel Deck conformó la extraordinaria capacidad goleadora para capitalizar el notable sacrificio defensivo. Los dos fueron muy destacado sobre los rivales y dejaron su nombre entre las figuras. Con brillo en las jugadas, talento, entrega, inteligencia y efectividad, los de la Argentina fueron los mejores. El equipo cerró el tercer cuarto con un sorpresivo 70 a 41 a su favor, un resultado realmente impensado si se tiene en cuenta la magnitud de lo que había en juego.

La última parte del duelo sirvió para que la celeste y blanca exprese toda la ilusión y emoción que tienen al saber que son uno de los candidatos al título. En su mejor versión y con veintiún unidades en su espalda, Scola se consolidó como el máximo anotador del cotejo y sigue dando de qué hablar con su edad. El podio estuvo seguido por Marcos Delía con doce y Nicolás Brussino con diez en su haber. Gran partido para ellos.

En su totalidad, Argentina tiró setenta veces para dos puntos y treinta desde los afuera del área, superando el cincuenta y cuatro por ciento de efectividad. Además, el equipo consiguió treinta y dos rebotes defensivos, sumados a los cinco ofensivos en los cuatro cuartos. Facundo Campazzo, Laprovitola, Scola, Delía, Deck y Nicolás Brussino fueron los que más se destacaron en el plantel argentino del «Oveja» Hernández.

Estadísticas claves

Robos

Polonia 7 – 16 Argentina

Asistencias

Polonia 18 – 24 Argentina

Pérdidas

Polonia 23 – 14 Argentina

Bloqueos

Polonia 1 – 2 Argentina

Faltas

Polonia 16 – 20 Argentina