Argentina dio el batacazo y venció a Serbia en el Mundial de básquet

Fuente: Twitter oficial de CAAB.

El seleccionado «Albiceleste» dio una verdadera muestra de juego y autoridad contra el principal candidato al título, avanzando a las semifinales de la Copa del Mundo. Argentina fue superior a Serbia en los cuartos de final del Mundial de China 2019, donde consiguió un 97 a 87 clave para el pase a la siguiente ronda. El combinado de Sergio Hernández emociona al mundo con su valentía y está entre los cuatro mejores del mundo.

En uno de los mejores partidos de la historia para el seleccionado argentino, el que quedará marcado por siempre en este deporte, el equipo del «Oveja» Hernández superó por diez puntos a los serbios para clasificarse a las semifinales. El próximo viernes enfrentará a Francia o Estados Unidos por un boleto a la final. Con veinte puntos, Luis Scola fue el goleador, pero tuvo a Campazzo como su gran figura con dieciocho puntos, doce asistencias y seis rebotes.

Sergio Hernández, el estratega de esta película que aún no termina, decidió volver a apostar por Nico Brussino en el quinteto titular para acompañar a Campazzo, Garino, Scola y Delía. El equipo argentino dominó en todos los aspectos del juego, pero la diferencia física y de altura fue un condicional. Esto provocó que antes de la mitad del cuarto llegaran al límite de faltas y con sus jugadores internos en problemas: Gallizi con tres faltas, Scola y Delia, con dos.

A pesar de las diferencias y el nerviosismo, Campazzo repartió el juego y terminó dando seis asistencias en un primer cuarto que quedó para Argentina por 25 a 23. En el segundo parcial del partido más importante, se volvió a jugar con el corazón. La Selección Argentina dio un verdadero combate contra el porte de los serbios y marcó el ritmo del juego. Las apariciones en ataque de Vildoza, Pato Garino, sumado al aporte en ambos costados del campo de Gabriel Deck, fue la clave de mantener el físico ante los gigantes de Serbia.

Con una impecable actuación, Argentina cerró la primera mitad con cincuenta y seis por ciento de triples. El valor de las asistencias contra las pérdidas de balón fueron decisivas, siendo catorce pases gol contra cuatro veces que se perdió la pelota en ataque. Por los jugadores que acumularon faltas, el entrenador ideó lo mejor e hizo jugar a Fjellerup y Caffaro. Para la reacción del equipo, ambos respondieron de la mejor manera y se acoplaron a sus compañeros. En fin, la Selección de básquet jugó una primera parte perfecta para irse al frente por 54 a 49.

El tercer parcial dio un poco vuelta la historia de la novela, pero la celeste y blanca dejó todo y aguantó lo que más pudo. Argentina disminuyó la intensidad en ataque, pero gracias a su defensa se mantuvo al frente del tercero. Otra vez fue clave la participación de Marcos Delía y Laprovittola. El equipo de Hernández siguió demostrando una gran participación y la parte defensiva fue la clave para no perder la cordura. Gracias a esto, la «Albiceleste» cerró 68 a 67 para irse al último cuarto en ventaja.

El planteamiento del equipo entero y la estrategia del entrenador hizo que todo fuera glorioso para Argentina. De la mano de Scola, enchufado y respondiendo a la magnitud, y Campazzo, se llevó puesto a los serbios con juego y espíritu ganador. De esta manera, el plantel mostró el trabajo de un estudioso del básquet mundial, como es el «Oveja». El equipo sudamericano que está dentro de Tokio 2020 culminó con un triunfo por 97 a 87 y espera rival en semis. El seleccionado argentino jugará contra el mejor de Estados Unidos y Francia, mientras que en la otra llave están los duelos de España-Polonia y República Checa-Australia.