Facundo Campazzo: «Estoy cansado de que me llamen gordito y bajito»

Fuente: Twitter oficial de CAAB.

El jugador argentino, que está siendo figura en el Mundial de Básquet que se disputa en China, tiene una parte de su vida en la que no le gustó las sensaciones que le dejaban los dichos sobre su estatura. Facundo Campazzo es quien se pone el equipo entero al hombro en la Copa del Mundo con sus asistencias y triples, cerrando grandes actuaciones grupales del seleccionado argentino, los que jugarán la semifinal el viernes.

La Selección «Albiceleste» dio una verdadera muestra de juego y autoridad contra el principal candidato al título, avanzando a las semifinales de China 2019. Argentina fue superior a Serbia en los cuartos de final del Mundial, donde consiguió un 97 a 87 clave para el pase a la siguiente ronda. El combinado de Sergio Hernández emociona al mundo con su valentía y está entre los cuatro mejores del mundo y se medirá ante Francia, el viernes en la mañana.

«Estamos muy emocionados. Hay que tomar dimensión de lo que está haciendo este grupo. Estamos haciendo historia. Cada uno dejó la vida en la cancha. Quizás nos subestimaron. El deseo de querer seguir mejorando está intacto. Me siendo con una felicidad absoluta. Dimos todo. Tuvimos un gran partido colectivo. Hicimos un juego sólido. Hay que tomar dimensión, disfrutar de un triunfo de tanta magnitud. Pero también seguir. Ir por más. No nos conformamos», dijo el base del Real Madrid, luego de la victoria ante los serbios.

La historia de su frase

«Estoy cansado de que me traten de gordito bajito», fue lo que dijo Campazzo en su momento a Paulo Maccari, actual kinesiologo de la Selección Argentina de básquet. Luego de un comienzo irregular en España, hace varios años, donde se vio afectado por lesiones y un nivel bajo, la forma física lo estaba alejando de sus sueños. El argentino fue cedido a préstamo a otro equipo y poco a poco comenzó a levantar su trabajo.

Cuando esto sucedió, el base nacido en Córdoba no dudó y llamó por teléfono a Maccari, a quien acudió para solucionar la situación difícil. «Quiero que hagas conmigo lo mismo que hiciste con Manu (Ginobilli)», le comunicó el jugador al médico. Luego de todo esto, fue Facundo quien decidió cambiar su alimentación e incursionar con métodos de la nutricionista española Yolanda Santiuste.

«El método Busquet es un método manual. No usamos aparatos. Relaciona el contenido con el continente. Cómo responde toda la parte músculo-esquelética a tensiones internas, que pueden ser a nivel visceral o emocional. La postura depende de las tensiones internas, del estado de ánimo, del estado de bienestar de la persona», expresó el doctor que se encargó de «tirarle todo lo que había en la heladera y empezar de cero».

«Si una persona tiene un proceso inflamatorio, ya sea visceral, o está pasando por un momento que no es bueno emocionalmente, su postura varía. Y al variar, en una persona normal genera una molestia, mientras que en un deportista es una lesión. Intentamos que el cuerpo funcione sin ningún tipo de tensiones internas», cerró Pablo Maccari, a quien le agradece eternamente por lo que pudieron lograr juntos.