La Selección Argentina disputará la final del Mundial de Básquet

Fuente: FIBA

La Selección Argentina derrotó a su similar de Francia en la semifinal del Mundial de Básquet por diferencia 80-66 con una espectacular actuación del capitán, Luis Scola. El equipo dirigido por Sergio Hernández se clasificó a la gran final del torneo, donde se enfrentarán a España por el título de la Copa del Mundo. El partido de campeonato se jugará el próximo domingo 15 de septiembre.

Argentina regresa a una final del Mundial de Básquet luego de 17 años de ausencia, cuando el equipo albiceleste cayó ante Yugoslavia en la definición por el título en territorio estadounidense (año 2002). Finalmente, el seleccionado tendrá su revancha, donde buscarán conseguir su segundo título Mundial tras la primera edición del torneo, celebrada en suelo argentino en el año 1950.

Luis Scola fue el encargado de dirigir al seleccionado argentino en el encuentro contra los franceses. El capitán del equipo nacional comandó al equipo a la victoria con un impecable registro de 28 puntos, 2 asistencias y 13 rebotes, para sumar una eficiencia de +32. La albiceleste jugará su tercera final de la Copa del Mundial, ante una España que ha venido de menos a más en el torneo, siendo la actual número 2 del ránking FIBA.

Desarrollo del partido

Los equipos iniciaron el encuentro al estudio del rival. La destacada participación del veterano, Luis Scola empezó desde los primeros minutos del encuentro, logrando anotar 10 puntos en 7 minutos, obligando al técnico rival a hacer algunas variantes en los primeros instantes. Los franceses lograron reaccionar, pero el capitán, con ayuda de Facundo Campazzo y Gabriel Deck logró mantener al equipo arriba por 21-18 para el cierre del primer parcial.

La Selección de Francia logró plantarse a la defensiva para el inicio del segundo cuarto, complicando la efectividad de los de la ‘Oveja’ Hernández. El ingreso de Marcos Delía, Nicolás Laprovittola y Deck fue clsve para retomar el dinamismo en el partido. Mientras tanto, las bases defensivas del seleccionado se hicieron más fuertes, logrando cortar el juego del rival, para cerrar la primera mitad con diferencia 39-32.

Luca Vildoza inició bien en la segunda mitad, marcando 6 puntos en pocos minutos en la cancha. La fortaleza de la defensiva hizo que la celeste y blanca sacara la mayor distancia del encuentro, poniéndose a 15 puntos de diferencia (55-40) a poco más de 5 minutos del final del tercer cuarto. La solidez en la fase defensiva permitió a Deck y a Campazzo mantener la distancia, para cerrar el parcial 60-48.

Fue para el último tiempo que Francia vio sus mejores minutos, jugando con una gran agresividad y plantándose en defensa, logrando mantener a Argentina sin puntos durante dos minutos mientras achicaban la diferencia. No obstante, el gran peso de Scola se hizo notar al destrabar el juego del equipo con dos tiros desde el perímetro, para volver a poner 15 puntos de ventaja en la pizarra. Los últimos minutos fueron de trámite, para que la albiceleste cerrara el encuentro con el marcador 80-66, que le vale para ir a disputar el título el próximo domingo.