Connect with us

Hi, what are you looking for?

BASQUETBALL

Clase de básquet en China: España golea a Argentina y se lleva la gloria en el Mundial

El seleccionado español dio una demostración extraordinaria de básquet ante los argentinos y se coronaron como campeones del mundo.

Fuente: Twitter oficial de Baloncesto España.

Con un completo dominio por parte de los españoles, la final del Mundial de Básquet se fue para Europa. España sacó del estadio a Argentina y fue claramente superior en los cuarenta minutos y pudo levantar la Copa del Mundo en China 2019. Los dirigidos por Sergio Hernández hicieron un campeonato sensacional, pero se toparon contra los mejores y no pudieron repetir la imagen que los venía resaltando del resto. 95 a 75 para los europeos y nuevo gran título.

El seleccionado argentino ha tenido un maravilloso performance a lo largo del torneo y llegaba invicto a esta final, por lo que querían terminarlo de la misma manera. Argentina y España se enfrentaban en la definición del certamen intercontinental de básquet, el que se estaba disputando en China. El sueño y la ilusión de una nueva generación de jugadores, que lejos han quedado de ser novatos, se trasladó a todo un país que los apoyó y felicitó por llegar hasta donde lo hicieron.

España disputó su décima final de un gran torneo desde 1999, una verdadera locura. Esta fue la primera sin Pau Gasol dentro del grupo, aunque la de 2006 la vivió desde el banquillo y con muletas. En las tres ausencias anteriores del tótem en veinte años (2005, 2010 y 2013) sólo una vez lograron un bronce. Desde el oro en Japón 2006, la selección española solo ha faltado dos veces al podio en los grandes torneos: en el Mundial de 2010 y en el de 2014. En fin, han alcanzado en total cuatro oros, tres platas y tres bronces en doce campeonatos, donde ahora se suma esta.

El equipo de Sergio Hernández no pudo con el conjunto europeo, los que dieron una magistral clase de cómo se juega a este deporte, y terminó en el segundo puesto de la Copa del Mundo. Con veinticuatro puntos, Gabriel Deck fue máximo anotador de la definición por el título. Al igual que en el Mundial de Indianápolis 2002, la selección logró el segundo puesto, pero esta vez fue diferente y derrotó a grandes potencias como Serbia y Francia, dejándolos sin chances de remontada.

España tuvo un arranque furioso en el juego y comenzó a demostrar lo que buscaba desde el primer segundo. En los primeros tres minutos y medio logró un parcial de 12-2, con una presión clara en la marca a Scola y aprovechando que Argentina entró desconectado entre sus jugadores. Todo fue así hasta que apareció Brussino con ocho puntos consecutivos, para poner en juego a la celeste y blanca con una racha de 11-2 a su favor.

El inicio del segundo cuarto fue similar al primero y se encargaba de hundir aún más a la «Albiceleste«. El equipo de Scariolo estuvo mejor en ambos costados de la cancha, pero la aparición de Laprovittola con siete puntos consecutivos mantuvo en juego al equipo (21-33). Esto no alcanzó y Rudy Fernández, importante en la ofensiva española, fue el goleador con ocho puntos para los del Viejo Continente. La primera mitad terminó 43 a 31 y los sudamericanos perdieron por primera vez en todo el campeonato un parcial.

El inicio del tercer cuarto fue una vez más como los anteriores, teniendo como protagonistas a los vestidos de rojo. De la mano de Rubio y Marc Gasol, decisivo en el juego interior como pasador de la pelota para los tiradores, la máxima llegó para los europeos con tres minutos y treinta segundos del tercer cuarto (60-39 para España). Argentina tardó medio cuarto para anotar sus primeros tiros de campo, lo que atormentaba aún más a sus jugadores. Dos bombazos de Deck y Campazzo le dieron un poco de aire al equipo argentino, que nunca pudo asustar a sus rivales.

La definición

En el arranque del último cuarto se vio la mejor cara del equipo argentino, pero fue tarde para una reacción positiva en el tanteador. Los minutos finales quedaron para que Oveja Hernández haga ingresar a Lucio Redivo (el jugador con menos minutos en el torneo del plantel argentino) y a Cáffaro. España siguió con su demostración y se quedó con el segundo título mundial de su historia. Por su parte, la «Albiceleste» logró un resultado que nadie esperaba, dejando fuera a equipos sumamente superiores en las previas, quedándose atónitos en los cuarenta minutos de cada partido. La ilusión se desvaneció, pero el orgullo y la historia quedará marcada por estos jugadores.

El Intra Sport © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados