El subcampeón llegó al país y Sergio Hernández habló de lo que viene

Fuente: Twitter oficial de CAAB.

El entrenador del seleccionado argentino de básquet dialogó con la prensa, en su vuelta a Argentina, destacando el futuro del plantel y lo que pueda pasar con Luis Scola. Sergio «Oveja» Hernández ya está en su tierra natal, con algunos de los que lograron la plateada en el Mundial de Básquet, y mencionó varios temas de relevancia de la actualidad. Además, se reunirán con el presidente Mauricio Macri en las próximas horas.

Luego de lo que fue una de las mejores actuaciones del combinado «Albiceleste» en toda la historia del básquet, parte del plantel llegó a sus respectivas casas a disfrutar con su familia. Más de sesenta días estuvieron fuera y finalmente consiguieron el mayor de los logros, clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como los mejores americanos y fueron subcampeones. Lamentablemente perdieron en la final contra España, pero serán recordados por siempre como uno de los mejores equipos de todos los tiempos.

Este lunes, varios integrantes de la Delegación Argentina partieron desde China rumbo a Sudamérica, más precisamente su país. Sin el capitán Luis Scola, que se quedó uno días en territorio asiático a la espera de definir su futuro, y otros jugadores como Nicolás Laprovittola, Facundo Campazzo, Nicolás Brussino, Patricio Garino, Gabriel Deck y Luca Vildoza, hicieron escala en Ámsterdam, la capital de Holanda, para viajar con destino a España, su lugar de residencia, ya que todos juegan en equipos de la Liga ACB. Los demás, ya arribaron junto con el técnico.

La palabra del entrenador

«Fue un torneo muy estresante. El hecho de estar paralelamente intentado ganar nuestros partidos y otros resultados se dieran para clasificar a los Juegos Olímpicos fue como jugar dos partidos por día. Cuando se dio la clasificación nos relajamos un poco y lo festejamos igual que llegar a la final. Estamos muy conformes y contentos por lo que conseguimos en el Mundial, creo que nadie lo esperaba», destacó Hernández.

«Nunca imagino mucho, sólo hago que las cosas corran como tengan que seer. No vivo de expectativas o de sueños, pero si veía que el equipo tenía química y potencial para lograr cosas grandes. Desde Toronto 2015 que lo palpo y pienso lo que pueden dar estos muchachos. Algo había ahí y tenía que descubrirlo. De todos modos llegar a la final fue una locura. Es maravilloso lo que logramos», agregó el «Oveja«.

En relación a Scola, Sergio mencionó: «Si soy el entrenador en los Juegos Olímpicos lo vio a obligar a estar a Scola, no puede faltar en mi equipo. El fue el primero que vio lo que podía hacer este grupo y nos hizo jugar con una ilusión mucho mayor. Gran parte de todo esto se lo debemos a él y tiene que tener un premio mayor por lo que ha hecho por Argentina. Luis es uno de los más grandes líderes que tiene la historia del deporte argentino».

«La aparición de Manu fue espectacular sinceramente, nos gustó a todos que él estuviera ahí con nosotros. Estuvo muy cerca del equipo todo el tiempo. Festejó como un hincha más. También estuvo cerca nuestro Pepe Sánchez por su rol de comentarista. Y Oberto, al igual que Nocioni nos mandaron mensajes todo el tiempo. Ellos aportan desde afuera», comentó el entrenador argentino, sobre el apoyo de los jugadores de la «Generación Dorada» con el que contó el plantel.