Campazzo, MVP en otro título del Real Madrid

Fuente: Twitter Real Madrid Baloncesto

Todavía no terminó de despertar del enorme mundial que hizo con la camiseta de la selección argentina y ya está otra vez dando una vuelta olímpica. Y como la figura del equipo. Facundo Campazzo lideró la consagración del Real Madrid en la Supercopa de España, en el clásico contra Barcelona. El base fue elegido como el jugador más valioso de la final. También festejaron Gabriel Deck y Nicolás Laprovittola.

Real Madrid venció 89 a 79 a Barcelona en la final, en la que Campazzo brilló con 16 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias en 25 minutos de juego. El base estuvo efectivo en tiros de campo, con aciertos en cinco de siete tiros, dos de cuatro detrás de la línea de triples. Uno de esos tiros de tres fue vital para sellar la victoria en el último cuarto del partido, cuando el Madrid sacó la diferencia sustancial para quedarse con el título de copa.

Campazzo fue elegido como el jugador más valioso de la final, una distinción que ya había conseguido el año pasado, tanto en la copa como en la liga. Más allá del reconocimiento a su actuación individual, el argentino valora el triunfo colectivo. «El MVP es secundario. Pero si jugamos así las individualidades se elevan. Tiene mucho mérito empezar ganando así», expresó el cordobés tras la consagración.

Campazzo no fue el único argentino que gritó campeón. Junto a él estuvieron Gabriel Deck, que sumó su cuarto título con el equipo español, y Nicolás Laprovittola, que se estrenó con festejo en su primer torneo como jugador del Real Madrid, tras ser elegido el mejor jugador de la fase regular en la temporada pasada con Estudiantes. Los dos jugadores aportaron 18 puntos al equipo (nueve por lado) en la final ante Barcelona.

«Entró como si llevara cinco años aquí. Es un jugador muy inteligente y a medida que pasen los meses se va a adaptar mejor», dijo Campazzo sobre Laprovittola, que llegó para complementar el papel preponderante del cordobés y Llul en la conducción del equipo. Lapro, junto a Deck los dos mejores jugadores de Argentina en la final del mundial, jugó más de 14 minutos en la final y aportó dos asistencias además de los nueve puntos.

Apenas pasaron unos pocos días del mundial, pero los jugadores pudieron hacer la transición rápida, especialmente los argentinos y los españoles que llegaron hasta la final del torneo jugado en China. «El mundial fue como nuestra pretemporada», dijo al respecto Campazzo, que no sintió el desgaste del campeonato del mundo. «Al parar poco, el mantener el ritmo me ha ayudado. Tenía muchas de volver y ver a mis compañeros. Es bueno venir con el ritmo del mundial».

Si bien el resultado final marca una diferencia de 10 puntos, Barcelona consiguió achicar a cuatro de distancia en un tramo de la final. Pero el Madrid reaccionó. Por eso el cordobés valoró muchos aspectos del juego, más allá del resultado final. «El partido fue muy bueno, muy completo. Hubo errores, pero supimos estar concentrados. Impusimos nuestro ritmo durante los 40 minutos e hicimos un grandísimo encuentro», señaló el base argentino.