Fuente: Twitter oficial de Básquet Argentina.

El jugador argentino comienza una nueva etapa en su carrera y destacó sus sensaciones, donde además comentó quiénes fueron las influencias para que termine tomando la decisión de aceptar la oferta. Luis Scola fue presentado en el Olimpia Milano de Italia, donde continuará su carrera como profesional a los treinta y nueve años de edad. Fue querido por Real Madrid, Boca Juniors y varios de la NBA, pero finalmente fue a un destino que nadie imaginaba.

«Sí, los Juegos Olímpicos me permiten estar aquí. Antes de jugar el Mundial tomé la decisión que si no clasificábamos para los Juegos Olímpicos mi carrera iba a terminar. Cuando clasificamos, se abrieron oportunidades para ver donde podía seguir jugando», fue lo que comenzó diciendo la figura y emblema de Argentina en el Mundial de Básquet, el que fue reconocido entre los cinco mejores de todo el certamen.

«Me sentí bien jugando el torneo, por eso hablé con mi familia y fueron los primeros en animarme a seguir. Se me acercó mi mujer, algo que me sorprendió, y me dijo ‘Tenés que seguir jugando un año más, tenés que estar en los Juegos Olímpicos’. Luego de eso, hablamos sobre las opciones que teníamos y Milano nos pareció la mejor», comentó Scola, en referencia a la charla que mantuvo con su familia para decidir qué hacer.

Además, el argentino comentó cómo fue que decidió seguir su carrera en Italia: «Hablé con Manu Ginóbili y también lo hice con otros jugadores que conocen al entrenador Messina: hablé con Prigioni, también con Nocioni. Ellos han jugado con él o contra él en muchas oportunidades, por eso tomé el desafío de venir a Milano. Ellos me apoyaron y dieron sus palabras para que termine de decidir si venía o no. Fueron claves en mi elección».

«Me siento optimista que lo voy a hacer bien. Tengo treinta y nueve años, pero todavía puedo correr la cancha. Tendré que adaptarme a volver a jugar en la Euroliga, pero soy optimista que lo voy a hacer bien. Creo que podré darle al equipo todas las cosas que estuve haciendo en los últimos años. Este es el jugador que soy y es lo que voy a hacer aquí Milano. Jugar duro es lo que quiero», comentó Luifa.

«Fue parte de mi decisión para venir aquí. Tener la chance de vivir en otro país, de volver a jugar en la Euroliga después de tantos años, poder jugar para el entrenador Messina en esta etapa de mi carrera. Estoy en la etapa final de mi carrera, pero será un desafío interesante. Todos los puntos de los que hablé fueron claves para que yo esté aquí», expresó el capitán de la Selección Argentina de básquet.

«Obviamente es el final de mi carrera y no me queda mucho más por delante. No vemos a ningún jugador seguir hasta los cuarenta y cinco años. Probablemente sea el jugador más viejo que jugará la Euroliga este año. Estoy en el final de mi carrera y tengo que aceptarlo. Se hace complicado pensar en que llegará ese momento, porque uno nuca se ve allí. Pero no queda otra que seguir hasta el final», concluyó Luis Scola.