Fuente: NBA

El juvenil esloveno, y estrella emergente de la NBA, Luka Doncic fue nuevamente protagonista en la victoria 110-102 de Dallas Mavericks ante los campeones defensores, Toronto Raptors. El jugador rompió su marca personal de conversiones de tiros libres al anotar en 15 de sus 19 oportunidades desde la línea, estadística que generó polémica por cómo se concedieron esas infracciones.

Doncic continúa impulsando a Dallas Mavericks a través de la temporada regular de la NBA. Si bien su rendimiento ha caído en relación a los primeros encuentros de la campaña, el joven talento balcánico sigue siendo el motor principal de la franquicia texana, que acumula 7 victorias y 5 derrotas en lo que va de temporada. El equipo marcha séptimo y sueña con un puesto en los Playoffs.

Partido ante Raptors

La victoria de Mavericks en el Air Canada Center marcó el final de la gira del equipo dirigido por  Rick Carlisle. El joven estrella cerró el partido con un registro de 26 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias, en donde su definición de los tiros libres se hizo clave. Resulta que el base de Dallas cobró 19 tiros libres, para sumar 15 puntos, lo que significa un quiebre de la que era su marca personal, ya que su récord se ubicaba en 12 puntos, anotados en un encuentro ante Atlanta Hawks hace poco menos de un año.

«No esperaba meter todos, pero quiero anotar todos los tiros libres» fueron las palabras de Luka Doncic luego del partido en territorio canadiense. El jugador continúa generando grandes expectativas de cara al futuro, proyectándose como una futura superestrella de la NBA. No obstante, no todos lo vieron de esta manera al finalizar el partido, ya que el técnico rival, Nick Nurse se quejó por el trato de los árbitros.

Quejas de Nurse

«Casi toda su producción ha llegado desde la línea. Creo que los árbitros le han tratado excesivamente bien esta noche. Realmente ha sido impresionante ver la cantidad de tiros que le han dado, nunca había visto algo igual» fue la dura crítica de Nick Nurse luego del encuentro en Canadá, acusando al arbitraje del encuentro de ser demasiado generoso para con el exjugador del Real Madrid.