Gustavo Ayón: «El Real Madrid y yo no nos debemos absolutamente nada»

El jugador mexicano de la Liga Endesa, Gustavo Ayón, no es de los que les gusta mirar hacia atrás, por lo que lo ha hecho saber ante la prensa con contundentes frases sobre su ex equipo. Estuvo cinco años muy maravillosos en el madrilista y, tras no poder continuar en el elenco español, el Zenit, que debuta en la Euroliga con un técnico con pasado español, Joan Plaza, comienza a afianzarse en nuevos rumbos. «El Real Madrid no me debe nada y yo tampoco le debo nada al Madrid«, fue lo que comenzó diciendo.

«Aposté al ciento por ciento por la NBA. Las decisiones tienen consecuencias. Y yo asumí esas consecuencias. Mirar atrás nunca ha sido mi manera de ser. Estuve cinco años maravillosos en el Real Madrid. Mi trabajo me respalda. Al final los ciclos terminan. La primera circunstancia es la decisión de no seguir en el Madrid con la esperanza de ir a la NBA, que era mi principal objetivo. Segundo, cuando no se dan las opciones o no son las adecuadas y el mercado se cierra. Había que tomar una decisión», apuntó.

«Las chances eran o volver a México o seguir en la Euroliga con un equipo del máximo nivel. Nos decidimos por el Zenit. El club hace el esfuerzo por ficharme. Además, conozco al técnico del equipo (Plaza) y a varios jugadores, a los que me enfrenté en numerosas ocasiones. La atmósfera en el equipo es agradable, ya que el cuerpo técnico habla español», explicó el jugador mexicano, quien dejó muy en claro que no se arrepiente de no haber continuado su carrera en la Casa Blanca.

Con respecto a su ex club, Gustavo dijo: «Es un gran equipo y se mantiene al mismo nivel de los últimos años. Es un equipo que se adapta a lo que tiene. Es su mayor cualidad, tanto del club como del técnico. Tienes que aprovechar al máximo que tienes un jugador de 2,21 como Walter Tavares y a otro pequeñito como Campazzo. Es una combinación muy buena, aunque el Madrid tiene muchos jugadores de gran nivel como Randolph, Llull o Rudy Fernández. Son todos grandes jugadores. Realmente no ha sido difícil. Mi prioridad era seguir mi carrera al máximo nivel y trabajar. Me encuentro muy bien. Cuido mucho la alimentación y el descanso. Estoy mejorando día a día. Espero que con el esfuerzo vengan pronto las regalías».

«Es un cúmulo de situaciones. Somos un equipo totalmente nuevo. Nunca hemos jugado juntos. También tenemos muchos lesionados. La Euroliga es una competición muy difícil, muy peleada. Si tienes algún descuido, lo pagas muy caro. Son todos equipos del máximo nivel. Realmente están todos muy bien allí y es muy complicado poder ganar partidos constantemente. Tienes que estar a un nivel muy alto y mantenerlo día tras día para que no vengan los malos resultados», culminó diciendo Ayón.