Kobe Bryant fue Michael Jordan, pero con la camiseta de Los Ángeles Lakers, franquicia con la que ganó cinco anillos de la NBA. Su nombre quedó en el equipo comandado por Phil Jackson, el mismo entrenador con el que el mejor jugador de todos los tiempos fue campeón seis veces en Chicago Bulls. El número 23 de Chicago era el hombre que aparecía en el espejo del reciente fallecido como fuente de inspiración, aunque una y otra vez repetía: «No quiero ser el nuevo Jordan, quiero ser Kobe Bryant«.

Sin dudas, fue el único que supo llevar la corona que dejó Jordan y marcar una era luego de que este se retirara del básquet. De todas maneras, siempre hubo una tierna rivalidad entre ambos «Hey Mike, ¿cómo estás? ¿Todo bien? ¿Vos sabés que yo podría patearte el trasero en un 1 vs 1, ¿no?», decía el de los Lakers. «Seguramente así sería. No estoy jugando hace un tiempo…Pero acá lo importante es que podemos charlar para que aprendas de los errores que yo cometí», le respondía el mágico y recordado Michael.

Una de las anécdotas que más sonó durante todos los tiempos fue la que contó Gilbert Arenas, cuando Michael le dio sus botas a Bryant, pero este se lo tomó con algo de ironía y se dio una conversación poco común entre ellos. «Cuando terminó el partido, MJ le regaló las zapatillas a Kobe. Pero, cuando se iba, le dijo: ‘podés usarlas, pero nunca las vas a llenar’», fue lo que le dijo al fallecido en su momento. Además, en otra ocasión también le recordó: «No podés hablar. Vos tenés tres campeonatos y yo, seis…».

Phil Jackson es quien más conoce de los dos, siendo entrenador de ambos. Ganador de once anillos como DT, sies fueron con MJ y cinco con KB. «Kobe, creo, tuvo más dedicación para trabajar, pero Jordan fue superior como jugador y, además, un mejor líder. Incluso también fue más fácil de dirigir. Kobe tenía una obsesión con él, quería superarlo a toda costa. Buscaba ser el mejor jugador de la historia e incluso les decía a sus compañeros que iba a ganar diez anillos… Era muy testarudo», contó el entrenador.

Comunicado de MJ

«Estoy en shock con las trágicas noticias sobre las muertes de Kobe y Gianna. Las palabras no pueden describir el dolor que siento. Quería a Kobe, era como un hermano pequeño para mí. Solíamos hablar a menudo, voy a echar de menos esas conversaciones. Era una fiera competitiva, uno de los mejores de este deporte y una fuerza creativa. Kobe era además un padre increíble y amaba profundamente a su familia. Llevó con gran orgullo el amor de su hija por el baloncesto. Yvette se une a mí en mandar nuestras más profundas condolencias a Vanessa, los Lakers y todos los fans del baloncesto alrededor del mundo», expresa en el comunicado Michael Jordan.