Connect with us

Hi, what are you looking for?

BASQUETBALL

La autocrítica de Sergio Hernández por querer salir en cuarentena

Sergio Hérnandez, DT de la selección argentina de básquet, declaró ante la prensa y él mismo se criticó por una loca idea que se cruzó por su cabeza.

Fuente: Twitter oficial de Básquet Argentina.

Sergio Hérnandez, DT de la selección argentina de básquet, declaró ante la prensa y él mismo se criticó por una loca idea que se cruzó por su cabeza. El «Oveja» casi da un paso en falso a la hora de encarar la cuarentena por la pandemia por el coronavirus que sigue expandiéndose. En una entrevista reconoció que pensó en irse a la costa (como lo hicieron miles de personas este último fin de semana), aunque luego se arrepintió y decidió quedarse en casa.

«Siempre fueron un orgullo y ejemplo. Siempre digo que para estudiar medicina o enfermería, tenés que tener algo de alma, tenés que haber nacido así, pensando en el otro. Su día a día es duro e imaginate en este caso… Hoy gracias a Dios empezamos a tomar conciencia de que hay profesionales que son ángeles. Tengamos fe, vamos a salir mejores personas de esto y vamos a pensar mas en el prójimo», comenzó diciendo sobre los profesionales que están dejando todo por ayudar.

«Ni siquiera la pensás, ninguno de nosotros en nuestra más terrible fantasía imaginamos vivir algo así, pensábamos que eran cosas del pasado. Yo ya tengo 56 años, hubo cosas gravísimas, dejaron secuelas enormes, como la fiebre amarilla, poliomielitis y tantas otras cosas. Pero pensábamos que eran cosas que les habían pasando a los abuelos y el mundo con sus adelantos, su tecnología y sus ciencias nunca más íbamos a sufrir algo de eso. Decíamos que hoy cualquier cosa se detecta antes de que suceda. Pero la naturaleza te enseña, te pone en su lugar», resaltó.

Su pensamiento al respecto

Con respecto a su idea de salir, Sergio dijo: «Días atrás era un poquito menos consciente que ahora. Por eso no juzgo a los que hace seis días atrás hicieron cola para entrar a un balneario porque tenían su casa ahí, porque también se me vino a la cabeza al principio: ‘¿y si me alquilo una casa en la playa y me voy a vivir la cuarentena ahí?’. Y hoy digo: ‘¡Qué animal que fui!’. Lo pensé y no me parecía nada raro, al contrario, como también hace tres días pensaba cómo una persona no puede salir a correr al aire libre, lejos de otras personas».

«Hoy comprendo que el único lugar que es salud es tu casa. Si tenemos que comer fideos y arroz durante un mes, comeremos eso, no pasa nada. Tener la posibilidad de levantarte, elegir tu ropa, afeitarte, hoy veo eso como una bendición increíble. Yo hace diez días que no veo la calle y van a pasar muchos días más. Yo hace diez días que no veo la calle y van a pasar muchos días más. Porque no estoy en profesión de excepción, al contrario, el deporte hoy puede esperar. Pueden pasar meses, creo que estoy en pantalón corto desde que llegué», cerró Hernández.