Connect with us

Hi, what are you looking for?

BASQUETBALL

Facundo Campazzo vive un «calvario» por el coronavirus

El base del Real Madrid y el seleccionado argentino de básquetbol, Facundo Campazzo, habló con los medios de prensa y confesó ayer con nostalgia que la cuarentena no le sienta nada bien.

Fuente: Twitter oficial de Básquet Argentina.

El base del Real Madrid y el seleccionado argentino de básquetbol, Facundo Campazzo, habló con los medios de prensa y confesó ayer con nostalgia que la cuarentena no le sienta nada bien. El jugador que fue figura de la celeste y blanca en el Mundial, que está cumpliendo en la capital española por la pandemia de coronavirus, comunicó que lo está «matando» porque su madre todavía no pudo conocer a su hija, uno de sus sueños por cumplir.

Campazzo, que es figura del club «merengue» y del seleccionado argentino, atraviesa esta triste situación con su esposa, la cordobesa Consuelo Vallina. Juntos fueron padres de Sara hace exactamente cinco meses, pero su madre todavía no conoce a la nieta por el enorme problema que hay en el mundo entero. Con miles de muertos y una crifra que aumenta cada vez más con los contagios, el COVID-19 se ha salido con la suya en este 2020 hasta el momento.

El talentoso jugador cumplió el pasado 23 de marzo 29 años y siempre aseguró que no lo desesperaba dar otro salto en su carrera hacia la NBA, lo que parece una locura para un jugador de básquet. En Real Madrid hizo historia en la Euroliga y en el campeonato español con la «condecoración» de MVP (mejor jugador), y con la selección argentina fue subcampeón mundial en China. Eso no es suficiente para él, ya que reencontrarse con los suyos en la hoy muy lejana Córdoba, para que conozcan a Sara.

«Ahora mismo mi casa y mi casa están en Madrid, pero Córdoba sigue siendo mi hogar. Y cada año que pasa extraño un poquito más. Más allá de mi vieja que está allá, quiero el calor de la gente, a los pibes, la familia, comer un asado con los seres queridos, jugar un fulbito con los pibes», comenzó diciendo el cordobés que ha encantado al mundo con su magia en el Mundial pasado, quien se ha ganado también el corazón de los argentinos que aman el deporte.

«Realmente extraño muchísimo ir a pasar un rato con mi hermano, cada año lo hacemos muy seguido. Cada vez que pasa el tiempo extraño un poco más y esto del coronavirus me está matando, porque me parece que mi mamá la va a conocer a Sara para el cumpleaños de 15″, manifestó entre la ironía y la amargura», concluyó Campazzo, el que se mostró muy triste y ansioso por la dolorosa situación que le ha tocado vivir en lo personal.