Un tuit complica a los Houston Rockets

Fuente: NBA

La NBA continúa con los preparativos para el inicio de la temporada regular. Los equipos alistan a sus jugadores y realizan los primeros partidos de pretemporada con el objetivo de llegar de la mejor manera al inicio de la liga. Uno de ellos es Houston Rockets, que con James Harden como estrella realiza una gira por Asia en busca también de nuevos mercados. Pero esa meta podría tener inconvenientes debido a un tuit. Sí, un tuit que condiciona a los Rockets.

Todo comenzó cuando el mánager general del equipo, Daryl Morey, publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en referencia a las protestas que llevan varios meses en Hong Kong, primero como reclamo contra un proyecto de ley que permitía el traslado de ciudadanos la China continental y después, como efecto cadena, como una serie de protestas en búsqueda de mayores libertades sociales y políticas en la región. «Lucha por la libertad, apoya a Hong Kong», decía la publicación que Morey luego borró.

Rápidamente el dueño del equipo, Tilman Fertitta, salió al cruce de su empleado. «Miren, Daryl Morey no habla por los Houston Rockets. Nuestra presencia en Tokio es por la promoción la NBA a nivel internacional y no somos una organización política». La aclaración ocurre porque las protestas en Hong Kong atentan contra los intereses de China, un mercado muy grande al que Houston desea acceder y esta situación podría complicar.

Varias instituciones chinas, entre ellas la Asociación de Básquet presidida por una leyenda de los Rockets como Yao Ming, anunciaron que cortaban relaciones con la franquicia. Por eso, Daryl Morey volvió a utilizar este domingo las redes sociales para intentar una redención que pueda cambiar el escenario. «No quise ofender a ningún fanático de los Rockets y a mis amigos de China con el tuit que publiqué», expresó Morey.

«Solo estaba dando un pensamiento basado en una interpretación sobre un evento complicado. He tenido tiempo para escuchar y considerar otras perspectivas. Valoro el apoyo de los fanáticos en China y los patrocinadores y espero que aquellos que están ofendidos entiendan que no fue mi intención», continuó la aclaración Morey, que cerró: «Mis tuits son míos y no representan a los Rockets o la NBA». ¿Le alcanzará?