La NBA sufre las consecuencias económicas de la crisis con China

Fuente: Twitter NBA

La NBA está en medio de un conflicto de proporciones. Y todo por un simple tuit. Todo comenzó con una publicación en redes sociales del mánager general de los Houston Rockets, Daryl Morey. En su cuenta de Twitter, Morey publicó un mensaje en apoyo a las protestas en Hong Kong. Eso desató las represalias de los patrocinadores chinos, con consecuencias económicas que el comsionado de la NBA, Adam Silver, debió reconocer.

«No hay dudas, el impacto económico es muy claro», aseguró Silver en declaraciones recogidas por Kyodo News. «Ha habido consecuencias muy dramáticas desde ese tuit y he escuchado a sectores de los medios de comunicación que dicen que no defendemos a Daryl Morey, pero sí lo hacemos», expresó el comisionado. Silver intenta hacer balance entre la política de libertad de expresión que la NBA quiere difundir como línea y los grandes negocios económicos en Asia.

«Quiero dejar claro que Daryl Morey es defendido en términos de su potestad de ejercer la libertad de expresión. Hay valores que esta liga sostiene desde sus inicios y este es uno de ellos», sostuvo Silver, que al mismo tiempo intentó aclarar que «el gobierno chino y los negocios de ese país también tienen derecho a reaccionar a esas palabras. En mi experiencia en la NBA, llevará algo de tiempo curar las heridas».

Todo inició cuando Morey publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en referencia a las protestas que llevan varios meses en Hong Kong, primero como reclamo contra un proyecto de ley que permitía el traslado de ciudadanos la China continental y después, como efecto cadena, como una serie de protestas en búsqueda de mayores libertades sociales y políticas en la región. «Lucha por la libertad, apoya a Hong Kong», decía la publicación que Morey luego borró.

La publicación generó la ira de las instituciones gubernamentales y económicas chinas, que reaccionaron cortando relaciones de negocios con los Rockets y la NBA. Morey salió a pedir disculpas, pero la situación continúa en estado crítico. Y ahora Silver intenta equilibrar lo político y lo económico. «Al hablar con los chinos entendí cuán emocional es este tema para ellos. Por eso la liga debe ser muy cuidadosa», expresó el comisionado. La novela seguramente continuará.