Richard Carapaz consiguió su segunda victoria en el Giro d´Italia

Fuente: Twitter oficial de Giro d´Italia.

El corredor ecuatoriano se vistió de rosa y logró ganar en la Etapa 14, luego de cruzar de manera muy solitaria la línea de llegada. Simón Yates fue segundo y Vincenzo Nibali cerró el podio.

Esta nueva jornada en Italia se vivió de la mejor manera. Un clima perfecto fue el que acompaño a los competidores durante las cinco horas de carrera. No hubo que lamentar lesiones graves, ya que no se vivieron caídas fuertes. Por último, el ganador se escapó en soledad y le dio un toque especial.

Los 131 kilómetros entre Saint Vincent y Courmayer se vivieron a pleno, con muchas emociones en cada uno de los transcurridos. Fue una jornada corta en comparación con las trece corridas anteriormente, pero con demasiada explosividad y dinámica. Realmente un show se vivió este sábado.

Con menos de diez kilómetros recorridos, Haller y Benedetti lograban escaparse y marcar una ventaja de veinte segundos por sobre el pelotón, la cual se estiraría a treinta y cuatro con dos mil metros más transcurridos. Verrayes era quien perseguía inmediatamente al dúo que corría no tan lejano.

Faltando ochenta y dos kilómetros para cerrar la etapa, ocho se encontraban a la cabeza en la escapada, con una diferencia de tres minutos y treinta segundos comparados con el pelotón. No era mucha la ventaja y era muy probable que el ataque de los de atrás lleve a una buena definición de la jornada.

Luego de casi treinta kilómetros más de carrera, a los cincuenta y cinco específicamente, doce eran los ciclistas que encabezaban el día y habían obtenido una distancia de un minuto con cuarenta y cinco segundos, lo que cada vez estaba más cerca del fin y ya se definían prácticamente los nombres de los que saldría el ganador.

Con sólo cinco kilómetros para llegar al descenso, Carapaz tenía una ventaja de treinta y cuatro segundos sobre el resto de los escapados y era muy probable que la estirara aún más en la pendiente. Eso fue así y el ecuatoriano estaba cada vez más cerca de cruzar la meta en soledad.

Faltando mil metros para cerrar, Carapaz conseguía un minuto con veinte segundos y sólo restaba saber de qué se vestiría, lo cual terminó logrando lo mejor al atravesar la línea de llegada. Luego de una verdadera exhibición del corredor sudamericano, Richard culminó y se calzó la maglia rosa en la Etapa 14.