River gustó y goleó a Lanús en El Monumental

Fuente: Twitter oficial de River Plate.

El cuadro ‘Millonario‘ jugó un gran partido ante el ‘Granate‘ en casa, donde obtuvo un 3 a 0 que pudo haber sido aún más grande en la segunda fecha de la Superliga Argentina. El arquero de la visita, Agustín Rossi, tuvo una gran actuación y negó en varias oportunidades que se amplíe el resultado. Además, los hinchas del campeón de América le recordaron durante los noventa minutos su paso por Boca y la final de Madrid, por lo que el ‘MuñecoGallardo se mostró molesto por ello.

El colombiano Rafael Santos Borré y Matías Suárez por duplicado llenaron de emoción al conjunto de La Banda. La superioridad por parte de ellos estuvo firme durante los noventa minutos, por lo que quizás el resultado quedó chico a lo que podría haber pasado en realidad. El portero de Lanús se lució en varias chances claras de gol y no dejó que pasaran de ese resultado final.

El perteneciente a Boca Juniors, cedido a préstamo al cuadro Granate, tapó un penal de Nicolás De La Cruz, quien la quiso pinchar y dejar flotando en el aire, pero quedó en manos del guardameta y no estuvo bien vista esta actitud por parte de la dirigencia. La manera en la que se pateó el penal por parte del uruguayo fue tomada como una «canchereada» por el Muñe, y mostró gestos claros de enojo.

Fueron noventa minutos claves, y la confianza fue lo que más se reforzó en esta cita. Más allá del cansancio, lesiones, goles, tapadas, discusiones o lo que sea que pueda pasar dentro de un partido, no hay nada más importante que ganar confianza para lo que se acerca. Con los cuartos de final de la Copa Libertadores en la puerta y el Superclásico que será en la fecha cinco, River agarra envión de buena manera.

El primer tiempo fue casi perfecto para los de Marcelo. Borré y Suárez pudieron recuperar esa garra goleadora, la que los había dejado con alguna deuda pendiente en partidos anteriores. Ambos hicieron que el trabajo colectivo quede aún mejor visto con sus anotaciones. El nacido en Colombia aportó desde los doce pasos, pero su esfuerzo fue constante y quedó como uno de los mejores de la cancha.

Por momentos, el visitante intentó replegarse dentro del campo para cortar la dinámica y el juego de River, pero siquiera con eso pudieron pararlos. Nacho Fernández fue transparenta para los contrincantes y no podían agarrarlo cuanto tenía la pelota en sus pies. El mismo tuvo chances de marcar, pero Rossi no dejó que así fuera. Ignacio fue quien le dio una gran asistencia en uno de los dos goles de Suárez.

De esta manera, el Millonario cerró una gran semana de fútbol. El martes quedaron dentro de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América, cuando vencieron por penales al Cruzeiro de Brasil. Por último, este domingo jugaron de la mejor manera posible contra Lanús, golearon por 3 a 0 y se ilusionan con pelear los dos caminos. Con la Copa Argentina de por medio, intentarán romper los esquemas e ir por las tres.