Lisandro López hizo autocrítica por lo sucedido contra River en Avellaneda

Fuente: Twitter oficial de Racing Club.

El atacante de Racing Club dialogó con la prensa y dejó en claro todo lo que pasa por sus cabezas, luego de ser humillados en su propia casa por River. «Licha» destacó las sensaciones más importantes que sienten en el post partido, pero además fue firme cuando tuvo que decir los principales errores para que eso pase en la tercera fecha de la Superliga Argentina. El «Millonario» venció 6 a 1 a la «Academia« en Avellaneda y Coudet tiene mucho para pensar.

«Después del campeonato hubo un cierto relajo y un estado de confort y el sábado nos dimos cuenta de que no nos lleva a ningún lado y nos hace pasar papelones como fue el sábado. Se cometieron errores infantiles y se hicieron cosas que no son las que pide el Chacho Coudet. Si hacen memoria, la prioridad del equipo era estar corto, recuperar la pelota rápidamente y algunos otros puntos que no hicimos», destacó el delantero.

«Nadie va a pedir que la defensa quede abierta, y en 3 o 4 goles de River fueran pérdidas nuestras donde no hubo presión. Son errores de los jugadores, nos tenemos que hacer responsables, dar la cara, reconocer que no estamos en el nivel en el que estábamos hace poco. Tenemos que volver a ser el equipo sólido e intenso que supimos ser. Es una pena porque supimos ser prácticamente imbatibles», informó López.

Hablando del principal motivo de la goleada en contra, Lisandro expresó: «Es una relajación inconsciente. Cuando pasan cosas extrafutbolísticas, como pueden ser la falta de concentración, no estar metido en el día a día, no ser competitivos entre nosotros en los entrenamientos; eso lleva a que no seas competitivo en la cancha. Hay que recuperar esos valores, entrenar al máximo, para que el nivel sea cada vez mayor y el que juegue sea el que está bien de verdad. No nos podemos desviar de eso».

«Lo de la Copa Argentina pegó duro y lo del sábado fue doloroso. Quizá haya sido necesario para darnos cuenta de que estamos tibios. Confío a muerte en este grupo y cuerpo técnico, podemos dar vuelta la página y volver a ganar. Al hincha no hay que pedirle más nada, se comportó de manera extraordinaria, no paró de alentar y apoyar porque todavía le dura la alegría del título», había destacado Coudet luego del partido en Avellaneda.

«Pudimos abrir muy rápido el partido y a partir de ahí la sensación personal no eran las mejores con respecto al equipo. No éramos lo intensos que teníamos que ser, lo agresivos que debíamos ser. Estábamos corriendo demasiado atrás de la pelota. Nos hicieron tres goles de la manera que habíamos preparado que no nos podía pasar. Por lo menos desde el lado del planteo, estaba convencido de que los dos puntas de River iban a estar abierto. En tres contras similares nos hicieron los tres goles y en otra también igual casi nos hacen el cuarto en el primer tiempo», declaró el DT.

Además, también había hecho foco en el funcionamiento del grupo en el campo de juego: «No encuentro el equipo para que juegue de la manera que acostumbraba a jugar este Racing del minuto uno al 90. Hemos sido superiores en todos los partidos que nos tocó jugar antes, pero algo nos falta para ganarlos. Hoy, ni hablar; nos preparamos de una manera y lo ejecutamos todo al revés. Un resultado que es la primera vez que me pasa, no es fácil. Realmente nos terminaron superando en todos los aspectos».