Nicolás Domínguez es uno de los grandes productos de las divisiones inferiores de vélez Sarfield. Desde la llegada de Gabriel Heinze a la dirección técnica del conjunto de Liniers se posicionó como uno de los inamovibles, con grandes actuaciones en el mediocampo. Es por eso que varios equipos posaron sus ojos en él, y sobre el final del mercado de pases, el Bologna de Italia cerró un acuerdo para sumarlo a sus filas.

Siendo un volante central clásico en sus orígenes, demostró gran capacidad para la recuperación de pelota y un buen primer pase. Sin embargo, con el paso del tiempo fue adelantándose en su posición en el campo, convirtiéndose en un volante mixto, con tareas tanto defensivas como ofensivas. Heinze fue clave en ésta trasformación, ya que pregona un sistema de juego muy dinámico para los volantes.

Incluso, Domínguez empezó a tener mucha más llegada al gol. De hecho, en el pasado fin de semana se erigió como el mejor jugador de la fecha en la Superliga Argentina al convertir dos goles en la victoria de Vélez frente a Newells por 3-1. Sus grandes niveles lo hicieron merecedor de ser parte de la próxima convocatoria para vestir la camiseta de la Selección Argentina en los amistosos frente a Chile y México en el mes de septiembre.

Teniendo en cuenta la actualidad del jugador, además del potencial que posee con sus 21 años, hicieron que Bologna decidiera apostar por él. La operación se cerrará en nueve millones y medio de euros por el 75% del pase. De ésta manera, el conjunto velezano contará con un porcentaje bastante importante, pensando en lo que puede ser un pase del jugador a futuro, generándole un ingreso extra de dinero.

Lo que resta es definir la fecha en la que el volante recalará en el conjunto de la Serie A, ya que el equipo argentino puso como condición que el futbolísta permanezca en su plantel como mínimo hasta enero de 2020. No obstante, El Fortín pretende que su estadía se estire hasta Junio del próximo año para tenerlo a disposición en la Copa de la Superliga. Mientras tanto, Domínguez partió rumbo al viejo continente para firmar su contrato.

Antes de subirse al avión, el jugador habló con la prensa y se mostró muy feliz por éste paso en su carrera. «Estoy muy contento, es una linda oportunidad. Era beneficioso para Vélez y también para mí. El sueño de todo jugador es llegar a Europa y crecer allá, vi con buenos ojos esta oferta», dijo, quien también agradeció a su técnico. «Me sirvieron mucho los consejos que me dio Gabriel, como persona y entrenador estoy muy agradecido», afirmó

Por último explicó lo que será el tiempo que le queda como jugador de Vélez. «Me queda un año o seis meses acá, pero la idea es tener todo cerrado. Hasta diciembre me quedo seguro, después hay una cláusula que si Bologna me necesita a partir de enero, me tengo que ir», cerró. De ésta manera, el conjunto argentino cierra una muy buena venta que se suma a la partida de Eduardo Vargas al Espanyol de Barcelona.